ALAVÉS 1 - ATLÉTICO DE MADRID 1

1x1 del Alavés: un empate que eleva la autoestima del conjunto de Garitano

Lucas Pérez está en una forma espectacular. Firmó un golazo dejando atrás a los defensores y sacando un zurdazo que se aproximó a la escuadra del equipo madrileño para besar la red.

Vitoria
0
Lucas Pérez, Correa y Aleix Vidal
Getty

Pacheco. Cuando el Atlético de Madrid consiguió el 0-1 hubo cinco minutos en los que pudo sentenciar el choque. Fue cuando el portero pacense realizó dos paradas de mucho mérito. Lucas conseguiría el golazo pero Pacheco mantuvo vivas las esperanzas del Alavés.

Martín. Atento en defensa y proyectándose en ataque, sobre todo cuando las cosas se pusieron feas. Se entendió muy bien con Aleix Vidal en la primera parte y con Burke en los últimos minutos. Le ha quitado definitivamente el protagonismo a Ximo Navarro en la banda derecha.

Laguardia. Imperial en la primera parte, se las tuvo tiesas con Diego Costa en varios lances. En la segunda mitad sufrió con la calidad de los puntas rojiblancos y, sobre todo, con la inspiración de Morata en el 0-1. Luego ayudó al Alavés a intentar confirmar la remontada.

Magallán. Serio en la primera parte y con algunos fallos imperdonables en la segunda. Con el 0-1 hizo una cesión que obligó a Pacheco a hacer una intervención providencial. Ayudó al equipo en las jugadas de estrategia ofensivas. Entró con fuerza de cabeza en faltas y saques de esquina.

Duarte. Contundente y con presencia ofensiva por la banda. Trató de desactivar a los rivales rojiblancos y realizó una buena primera parte. En la segunda, como el resto del equipo, fue pagando poco a poco el desgaste físico.

Manu García. Ganó la partida a los rivales en la primera mitad. Coloso en el despliegue físico y ayudando a los jugadores de arriba. Pasó del 4-4-2 al trivote y luego recuperó el doble ancla en la medular con Wakaso. Terminó casi de media punta y colaboró para conseguir el empate.

Wakaso. Intenso y sacrificado como siempre. En algunas jugadas coqueteó con la amarilla y, de hecho, la acabó viendo por lo que Garitano decidió sustituirlo para no quedarse en inferioridad numérica. Pieza clave para Asier Garitano en la presente temporada.

Aleix Vidal. Uno de los mejores partidos del futbolista cedido por el Sevilla. Ayudó atrás, se ofreció para sacar los balones jugados, botó muy bien córners y faltas y siempre estuvo cerca de las jugadas de gol. A veces es cuestionado pero es obvio que tiene mucha calidad.

Luis Rioja. En la primera parte estuvo muy bien colocado y presionó la salida de balo de los colchoneros. Luego pagó un poco el cansancio y, para apuntalar la medular, fue sacrificado y Garitano lo cambió. Forma parte del equipo tipo del entrenador guipuzcoano.

Lucas Pérez. Está en una forma espectacular. Firmó un golazo dejando atrás a los defensores y sacando un zurdazo que se aproximó a la escuadra del equipo madrileño para besar la red. Cinco goles en cinco partidos, igualando un récord en Vitoria de los años 50 del siglo pasado.

Joselu. Últimamente no está muy fino de cara al gol pero siempre ayuda en defensa y en ataque. Cuando tiene que trabajar para robar el balón en primera línea, lo hace. Tuvo una ocasión de cabeza muy clara nada más comenzar la segunda parte pero no consiguió marcar.

Pere Pons. Poca ascendencia sobre el juego. Estaba acostumbrado a ser titular indiscutible en el Girona y no acaba de encajar bien su rol en el Alavés. Salió en la segunda parte y perdió algún balón inexplicable. A pesar de ello, acabó implicado y trabajando para cerrar el empate.

Burke. Tiene una zancada impresionante. Si le das un balón ovalado, da la sensación de ser un jugador de rugby. Realizó un remate muy peligroso que bien pudo terminar dentro de la portería y protagonizar, en ese momento, el primer gol albiazul.

Pina. Entró en el terreno de juego para mantener la posesión del esférico en la medular y cerrar el empate a 1 para los vitorianos. Sale de una rotura de fibras en el bíceps femoral de su rodilla derecha y su regreso es una gran noticia para este Deportivo Alavés.