LEGANÉS

Rivera, el fichaje improvisado de Cembranos para el Leganés

El medio centro asturiano debutó ante el Mallorca y se convirtió en pieza clave del triunfo pepinero. Se antoja un jugador importante en el futuro inmediato.

Rivera, el fichaje improvisado de Cembranos para el Leganés
JUAN AGUADO DIARIO AS

Luis Cembranos tenía escondido debajo del brazo un ‘fichaje’. Aunque ya estuviera en la plantilla, Christian Rivera no había disputado en lo que llevamos de temporada ni un minuto con el Leganés. El técnico interino de los pepineros arriesgó y el sábado, ante el Mallorca, decidió darle la titularidad. El asturiano se reveló como un jugador básico en un triunfo vigorizante ejerciendo desde un puesto, el de medio centro, mermado por las lesiones. Con tan buen debut, se intuye que en el futuro podría ganar peso de cara a este intento de remontada que tiene en este ‘fichaje’ improvisado un aliado imprevisto.

Rivera jugó por delante de la defensa y ejerció, a veces de pivote, a veces de tercer central en función de las subidas de los laterales, mucho más sueltos pese al retorno a la defensa de cuatro porque sabían que él, que Rivera, estaría cubriéndoles las espaldas. Su altura (191 centímetros) le permite ser contundente en el juego aéreo e intenso en el robo de balón, sin descuidar la elaboración. Rozó el 90% de acierto de pase tirando de un modus operandi sencillo. Nada de complicaciones a la hora de crear.

"Me sorprendió verme en el once pero vengo trabajando para ello. Era una situación difícil. Yo venía de no jugar, pero este míster ha apostado por mí y he tratado de aportar el máximo", confesó sincero tras el partido este chaval de 22 años último fichaje estival de la temporada junto con Kevin Rodrigues. Los dos llegaron a Leganés el 2 de septiembre a pocas horas de cerrarse el mercado veraniego.

Esa llegada tardía ha provocado el retraso en su comparecencia impulsado por la falta de preparación física que traía de Las Palmas, club al que todavía pertenece (está cedido). Rivera estuvo apartado de la dinámica del grupo durante buena parte del verano e incluso pasó largos periodos en Asturias, su tierra natal.

Ahora Cembranos lo ha rescatado para darle galones. Quizá por eso Rivera no duda de que el técnico interino debería seguir. "Para mí Cembranos se lo ha ganado. Los jugadores estamos contentos ya no los que jugamos, sino también los que no han jugado. Se ha visto un cambio en el partido. Podría entenderlo también [que no continuara], porque estos son cosas del fútbol", zanjó el sábado este refuerzo inesperado, 'fichaje' de última hora para ayudar al rescate del Leganés.