CONVENIO COLECTIVO

El fútbol femenino irá a la huelga el 16 y 17 de noviembre

Los sindicatos no llegan a un acuerdo con los clubes por el convenio laboral y convocan el paro para la novena jornada de la Primera Iberdrola.

El fútbol femenino irá a la huelga el 16 y 17 de noviembre
EDUARDO CANDEL REVIEJO DIARIO AS

El fútbol femenino ha gastado este lunes su última bala para evitar la huelga. La Asociación de Clubes y los sindicatos (AFE, Futbolistas ON y UGT) han sido incapaces de llegar a un acuerdo por el convenio laboral de las futbolistas, después de una larga reunión auspiciada por el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) en Madrid. De esta manera, las jugadoras iniciarán la huelga indefinida el fin de semana del 16 y 17 de noviembre, que se corresponde con la novena jornada de la Primera Iberdrola.

El SIMA había citado a ambas partes el pasado viernes, pero la Asociación de Clubes retrasó la convocatoria hasta este lunes a través de un recurso que fue desestimado. La patronal entendía que en la negociación no podían participar clubes que no estuvieran adscritos a la Asociación: el Athletic, el Tacon y el Barça. Los tres fueron invitados a la reunión, pero solo han acudido los dos primeros.

Este retraso ha provocado que los sindicatos hayan pospuesto el paro, que inicialmente estaba previsto para el fin de semana del 2 y 3 de noviembre (octava jornada), ya que tanto el Ministerio de Trabajo como la dirección General de Empleo exigen que se les comunique la convocatoria con un plazo mínimo de cinco días. Pese a que UGT y Futbolistas ON preferían esa fecha, finalmente la huelga se ha fijado en la jornada que propuso más tarde la AFE, que quería evitar forzar los plazos legales. La huelga podría haberse convocado para el domingo, pero no para el sábado, por lo que no todas las jugadoras podrían ejercer su derecho a secundarla. Además, hay parón de selecciones entre medias (9 y 10).

El principal punto de conflicto entre patronal y sindicatos es la llamada cláusula de parcialidad. Los sindicatos han rebajado sus reivindicaciones hasta un salario anual de 12.000 euros para las jugadoras con un contrato a tiempo parcial, es decir, el 75% del sueldo mínimo a tiempo completo que exigen, 16.000 euros. La patronal, no obstante, no contempla un porcentaje mayor del 50%, lo que dejaría a las afectadas con un salario mínimo de 8.000 euros al año, poco más de 660 euros al mes.

Sin acuerdo, el balón no correrá en los campos del fútbol femenino español, después de 18 reuniones en más de un año de negociaciones para lograr un convenio que asegure las condiciones laborales de las futbolistas