BARCELONA

El Barça tomará en diciembre una decisión con Riqui Puig

El centrocampista seguirá en el filial o saldrá cedido pero está en el plan de futuro del Barça. Tiene contrato hasta 2021 con opción hasta 2023.

0

En el candelero las últimas semanas después de que una patada de Pasquina, jugador del Llagostera, estuviese a punto de lesionarle, el futuro de Riqui Puig volverá ponerse sobre la mesa el próximo mes de diciembre en las oficinas del Barcelona. En su hoja de ruta, la secretaría técnica del Barça que comandan Eric Abidal y Ramon Planes tienen un punto número uno inamovible: Riqui Puig, con contrato hasta 2021 ampliable hasta 2023, entra en el proyecto deportivo de futuro del Barça.

A partir de ese primer mandamiento, todas las partes se sentarán y decidirán si lo que más conviene al jugador es que continúe en dinámica del filial o, por el contrario, sea cedido. Las opciones, en ese caso, serían la Segunda División (el Zaragoza le pretendió este verano) o una cesión al extranjero.

El pasado verano ya se especuló con la posibilidad de que Riqui Puig saliese cedido. Valverde, que le hizo titular en los tres primeros partidos de la pretemporada (Chelsea, Vissel Kobe y Nápoles) se inhibió y prefirió dejar la decisión a jugador y club. Las dos partes estuvieron de acuerdo. Riqui debía seguir entrenándose con el primer equipo y jugando con el filial.

Sin embargo, el escenario que se ha ido dibujando en el inicio de temporada, con episodios de dureza en los campos del grupo III de Segunda B que han amenazado la integridad física del jugador, ha hecho reflexionar a las partes. También al jugador, cuyo perfil, muy liviano pese a la preparación física específica a la que está sometiendo el club, está amenazado en una categoría demasiado áspera como la Segunda División B. Lo fundamental en el relato sobre Riqui Puig es que su evolución no se frene. Eso es lo que se tratará el próximo mes de diciembre.