OSASUNA-VALENCIA

Nacho Vidal: "Quizás sin Marcelino no estaría en Primera"

El canterano del Valencia, que se enfrentará mañana al equipo de su corazón, aclara la situación que vivió con el extécnico el curso pasado.

Nacho Vidal.
MIKEL SAIZ

¿Cómo le va por Pamplona?

Todo fenomenal. El equipo, la ciudad, los compañeros, el año pasado ascendimos, en este hemos empezado bien... No se puede pedir más.

¿Cuando daba sus primeros pasos en El Campello, si le hubieran dicho que iba a asentarse en la máxima categoría del fútbol español, qué habría pensado?

Uno siempre tiene el sueño de ser futbolista de Primera. Pero cuando vas quemando etapas, en mi caso en el Valencia, lo vas viendo más cerca. Aunque no es fácil. Conozco muchos compañeros, con una calidad increíble, que no están en el fútbol de élite

Hace sólo un año y pico que se fue de Valencia. Desde fuera se le ve un gran crecimiento...

Un jugador siempre aspira a competir siempre. No es lo mismo jugar cada dos meses que todas las semanas. Yo quise sentir lo que había sentido dos años antes con el Mestalla, cuando jugué 42 partidos. Ahí es donde un jugador crece. Yo soy de analizarme mucho. Veo los partidos y me hago correcciones. En los entrenamientos no es lo mismo.

¿Cuando se fue del Valencia, era un poco ese el objetivo: dar un paso atrás para coger impulso...?

Claro. Salí del Valencia después de nueve años y vine a un club exigente que ascendió. Ahora nos hemos adaptado rápido a la categoría con automatismos ya adquiridos que nos están funcionando.

No sé si es la primera vez que se va a enfrentar al Valencia, pero debe ser especial...

Bueno jugué alguna vez contra el Valencia con el Hércules, en infantiles. Pero podría decirse que es la primera vez. Es muy especial jugar contra el equipo que me dio la oportunidad de debutar en Primera. Es verdad que fue un año difícil... Pero es un equipo al que sigo cada semana. Siempre ando ahí con el ordenador, con la tableta, viendo sus partidos. Siempre quiero que gane, excepto en el partido de mañana y el de la vuelta, en Mestalla.

Ya le han preguntado muchas veces. ¿Pero está de acuerdo con la frase de "el Valencia no espera a nadie"?

Aquella frase no me la tomé como algo personal. Marcelino me dijo que no iba por mí ni me había tirado ningún dardo... Es obvio que el Valencia no espera a nadie.

En aquella temporada en el primer equipo, tras nueve años en la cantera, empezó con gol en Anoeta, partizado ante el Betis (3-6)... ¿Pensó que este era su momento en el Valencia?

Yo venía de acabar la temporada en Segunda B a finales de junio, jugando 42 partidos. Apenas tuve una semana de vacaciones y tenía el ritmo en pretemporada, Jugué el primer partido, ante Las Palmas, creo que a buen nivel. También en Anoeta, donde marqué y ante el Betis. Luego dejé de jugar y yo en la segunda vuelta me veía para jugar pero no lo hacía y me frustraba. No obstante, reconozco que fue un año espectacular de aprendizaje, compartiendo vestuario con los mejores de LaLiga.

Nunca ha salido de su boca una palabra mala hacia Marcelino. ¿Pero cree que si en vez de él hubiera estado otro entrenador que confiara más en los jóvenes, usted aún estaría en el Valencia?

Pensar eso no me lleva a ningún lado. Prefiero pensar que Marcelino fue el que me dio la ocasión de debutar en Primera. Igual si hubiera estado otro no lo hubiera hecho y no estaría en Primera. No puedo tener una palabra mala para Marcelino.

¿Tiene el Valencia algún derecho sobre usted?

Creo que algún derecho de tanteo o algo así pero no lo sé porque eso no lo pone en mi contrato. Yo ahora estoy en un gran club como es Osasuna pero claro que algún día me gustaría volver. Es mi ciudad y mi equipo y ojalá se dé alguna vez la oportunidad.

Jugó con una gran mayoría de los que aún están en el Valencia. ¿Sobre quién ha advertido a sus compañeros?

No voy a descubir nada si digo que Rodrigo y Dani son dos jugadores top. Luego, los centrales, Garay y Gaby (Paulista) son de un nivel increíble... Todos los jugadores rozan la excelencia. Si no, no estarían en el Valencia.

Guedes no estará por lesión. ¿Un alivio?

No sabía si era seguro. A mí me sorprendió mucho cuando llegó. Se adaptó enseguida e hizo un año espectacular: asistencias, goles... Es uno de esos extremos a los que los laterales les tenemos "miedo". Te encara, te encara, se la quitas y te vuelve a encarar... Lo sufrí mucho en los entrenamientos.

El que sí estará es Carlos Soler. Un amigo en el otro bando. ¿Han intercambiado mensajes esta semana?

Sí, he hablado con él esta semana. Lo pasó mal con la lesión de tobillo y me alegro mucho de que ya esté jugando. Es un orgullo tener un amigo jugando a ese nivel.

¿Qué le han contado de todo el lío que se ha vivido en este inicio de temporada con las salidas de Marcelino, Longoria, Alemany...?

Poca cosa. Sé lo que leo en Prensa y desde fuera no sé realmente lo que habrá pasado. El propietario tomó una decisión por las razones que sean. Cosas del fútbol.

Hábleme de Osasuna. Casi dos años sin perder en El Sadar. ¿Cómo se consigue eso?

Se consigue compitiendo en cada partido y con una afición que te empuja hasta la meta. Este año, sin ir más lejos, hemos remontado contra el Villarreal y también otros partidos, el año pasado.

¿Cree que el Valencia se va a volver a meter en Champions?

Ojalá. Se debe ser muy competitivo todo el año. Hay equipos como la Real y el Sevilla con mucha calidad. Se decidirá al final.

¿Y el Osasuna se salvará?

Hemos empezado bien pero para salvarte tienes que ser muy regular. Te confías y pierdes tres partidos y te metes abajo. Tenemos que salir todos los partidos a por los tres puntos y luego veremos.