ATLÉTICO

El Atlético inauguró la estatua en homenaje al Atlético-Aviación

Enrique Cerezo, Miguel Ángel Gil, Koke, Saúl y varios exjugadores estuvieron presentes en el acto junto con miembros del ejército del Aire.

El Atlético inauguró la estatua en homenaje al Atlético-Aviación
JUAN AGUADO DIARIO AS

El Atlético inauguró el monumento homenaje al Atlético-Aviación con la colocación de la aeronave Hispano Aviación HA-200D, donada por el ejército del Aire y situada en el exterior del Wanda Metropolitano entre el lateral este y el fondo norte (puerta 34).

El acto contó con la presencia del presidente del club, Enrique Cerezo; Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado del Atlético; Koke y Saúl como representantes de la primera plantilla; Javier Salto Martínez-Aval, Jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire; varias leyendas del club como Abel Resino, Roberto Fresnedoso, Manolo, Solozabal o Salva Ballesta y familiares de leyendas de aquella época, en la que el Atlético logró sus dos primeras Ligas, presentes en el acto.

Una unión instaurada en 1939, tras la finalización de la Guerra Civil, cuando el Atlético se encontraba en una mala situación institucional y deportiva. Así, se produjo una fusión con el Aviación Nacional, formado por jugadores de fútbol y miembros de ejército con buenas cualidades en este deporte como solución para la subsistencia del club. El día 4 de octubre de 1939 se firmó el acuerdo de la unión, dando lugar al nacimiento del Athletic-Aviación Club, que pasaría a denominarse definitivamente Club Atlético-Aviación en enero de 1941.

Enrique Cerezo: "Será el recuerdo de un capítulo de oro"

El presidente del club, Enrique Cerezo, fue el primero en tomar la palabra. "En primer lugar quiero tener un sentido y emotivo recuerdo con los comandantes fallecidos en el Mar Menor. Mandamos un abrazo a la familia. También quiero tener un recuerdo para Ángel Gómez, que falleció el pasado mes de septiembre. Fue el primero en contactar con el ejercito para un proyecto que hoy es realidad. El monumento se erige en memoria a una etapa donde nuestro club pasaba por grandes dificultades. Queremos homenajear a todos los miembros del club que entre 1939 y 1947 generaron una fantástica etapa con los dos primeros trofeos de Liga consecutivos que están en nuestras vitrinas. Todos los atléticos podrán admirar esta aeronave que recuerda un capítulo de oro en la historia del Atlético. Desde 1939 nos vincula una gran relación que se ha consolidado con los años. Agradecemos la cesión de esta aeronave y siempre tendremos el recuerdo de esta magnifica aeronave que permanecerá aquí muchísimos años".

Javier Salto: "Es un avión histórico para el ejército del Aire"

Posteriormente el acto continuó con las palabras de Javier Salto, Jefe de Estado Mayor del ejército del Aire. "Es un avión histórico para el ejército del Aire. Aunque en el ejército del Aire somos pocos, la gran mayoría es del Atlético, por eso estamos tantos aquí. Ser del Atlético me viene por mi familia y ya en 1920 cuando el fútbol era amateur, el lateral derecho Kiko Marina era primo de mi abuela. Lo que siempre unió al Atlético y al ejército nos ha permitido compartir valores y ambición. En 1939 se formó una fusión de fantásticos futbolistas entre aviadores y colchoneros en una aventura que continuó hasta 1947. En 1942 se reconstruyó el estadio Metropolitano y fue en 1950 cuando el Atlético compró el estadio al patronato de huérfanos del ejército del Aire. Con este escudo, con las alas del Saeta, (el escudo que lució el Atlético en su camiseta durante esa época) fue pionero para conseguir los primeros títulos de Liga. El Saeta es el primer avión a reacción diseñado en España. Es un ejemplo de tenacidad, como la relación entre el ejercito del Aire y el Atlético, que sirvió para superar un momento complicado. Más de 80 años después se mantiene esa unión, la entrega, trabajo, disciplina, compañerismo, espíritu de equipo, tradición…", señaló Javier Calvo antes de sentenciar con un "Aúpa Atleti".

Para finalizar el acto Javier Salto recibió una insignia del escudo del Atlético de Madrid de las manos de Cerezo, Koke y Saúl. El propio Javier Salto entregó un escudo representativo del ejército del Aire al presidente rojiblanco.