SLAVIA 1 - BARCELONA 2

1x1 del Barcelona: Ter Stegen, Leo Messi y poco más

El portero alemán se convirtió en el héroe blaugrana con sus enormes paradas y el delantero argentino dio la puntilla, marcando un gol y dando una asistencia.

Ter Stegen: Heroico en todos los sentidos. Realizó cuatro intervenciones impresionantes que salvaron al equipo de marcharse de Praga con una derrota. Una, dibujando una estirada estratosférica tras remate de Olayinka y otra poniendo el pie lo suficiente para evitar un remate a bocajarro. Los últimos minutos sufrió lo indecible ante la presión agobiante del rival, teniendo que salir con los puños en más de una ocasión. Con los pies, como siempre, a un nivel espectacular. Estos tres puntos que se lleva el Barcelona de Eden Park son suyos.

Semedo: De más a menos. En la primera parte fue un cuchillo por la banda derecha, entrando como Pedro por su casa y contando con innumerables ocasiones para centrar sin apenas oposición gracias a su velocidad y potencia. Sin embargo, entre sus compañeros y él mismo, no llevó ninguna a buen puerto. La segunda parte fue mucho más comprometida para el portugués, sobre todo porque Olayinka le hizo sudar la gota gorda. Acabó achicando balones como si estuviera jugando en un equipo de Tercera.

Piqué: Muy irregular. Muchos errores no forzados, falta de precisión a la hora de sacar el balón y superado en físico por el rival. El central catalán no tuvo el día.

Lenglet: Un poquito mejor que su compañero en el centro de la defensa, pero tampoco fue para lanzar cohetes. Intentó repetir la jugada en Eibar con Griezmann, pero en esta ocasión se le anticiparon. Sufrió lo indecible para evitar que el equipo abriera más vías de agua. El gol de Slavia fue en buena parte culpa suya.

Alba: Empezó muy bien, dando seguridad en su banda y aportando soluciones ofensivas. Pero su juego se fue desdibujando a medida que pasaban los minutos, seguramente por culpa del esfuerzo.

Sergio Busquets: El de Badia fue más pragmático que vistoso en su juego. No pudo controlar el partido a su antojo por culpa del ímpetu rival, pero siempre estuvo al quite para evitar un desastre mayor. Fue sustituido por Arturo Vidal con evidente síntomas de cansancio.

De Jong: El mejor en el mediocampo, aunque no tiene mucho mérito en el partido de hoy porque sus socios estuvieron muy grises. Se multiplicó en el campo para ofrecer siempre una solución, pero en esta ocasión el juego de control fue superado por la rabia del Slavia.

Arthur: Mal partido del brasileño. Sólo una acción destacada y en el minuto 3 con su asistencia a Messi para que abriera el marcador. A partir de aquí, un cúmulo de despropósitos y de errores. Irreconocible. Fue sustituido por Rakitic.

Messi: El argentino marcó un gol y dio una asistencia. Estadísticas aparte, su partido fue notable, siendo la referencia absoluta en ataque. Hasta en tres ocasiones le dio en bandeja de plata el gol a Luis Suárez, pero el charrúa está gafado en Europa. Leo al final también acabó contagiándose del mal fario, cometiendo errores de bulto en jugadas abiertas y fáciles de contragolpe.

Suárez: Definitivamente el charrúa está gafado en la Champions. No sólo porque falló hasta cuatro ocasiones claras delante del portero sino porque la vez que por fin el balón se cuela en la red resulta que la ha tocado Olayinka y el gol se lo dan al nigeriano en propia puerta. Ahora mismo la maldición del uruguayo ya suma más de cuatro años y veiete partidos consecutivos fuera del Camp Nou sin marcar en la Champions.

Griezmann: Muy flojo el encuentro del francés. Sigue teniendo problemas de conexión con los otros dos jugadores del tridente, sobre todo con Messi, con quien apenas conectó. Fue el primer cambio de Valverde.

Cambios:

Dembélé: Su entrada en la campo fue un revulsivo en parte. Tuvo dos grandísimas ocasiones al contragolpe aprovechando su velocidad, pero una vez no acertó él y en otra su pase a Suárez no fue del todo acertado. Perdió muchos balones, pero puso un poco el miedo en el cuerpo al Slavia.

Arturo Vidal: Estuvo cerca de provocar un penalti en el primer minuto que pisó el campo. Impreciso y perdido.

Rakitic: Salió en los últimos minutos para dar oxígeno. No lo consiguió ni de lejos.