Al-Hilal
2
Finalizado

INTERNACIONAL

El Al Sadd de Xavi rozó la proeza

El equipo qatarí se quedó a un solo gol de entrar en la final de la Champions tras remontar el gol inicial del Al Hilal y poner el marcador final 2-4. Venían de un 1-4 en Doha.

Con la cabeza alta. Así se marchó el Al Sadd de la Champions asiática tras poner con la soga al cuello al Al Hilal saudí en Riad, que se las prometía muy felices con el abultado resultado que obtuvo en la ida en Doha, 1-4. Y más aún cuando Al Dawsari abría el marcador para los locales en el minuto 13. Todo parecía ya resuelto y más de uno debía verse ya en la final de la Champions.

Pero la reacción del equipo de Xavi fue tan contundente como inesperada. Y es que en siete minutos no sólo le dio la vuelta al marcador sino que puso la eliminatoria al rojo vivo. Los goles de Afif, de penalti, del coreano Tae Hee, que sustituía a la estrella del equipo, el argelino Baghdad Boundjah, y de Al Heidos, pusieron el 1-3 en el luminoso ante la sorpresa de la afición local, que no daba crédito a lo que estaba viendo.

Para alivio para los locales, en el minuto 25, el francés Gomis ponía el 2-3 y dejaba las tablas en todo lo alto de cara a la segunda parte.

Sin embargo, no fue hasta el tiempo de descuento cuando el partido enloqueció y empezó a tomar tintes dramáticos para los locales. En el minuto 93. Khoukhi marcaba el cuarto gol para el Al Sadd y colocaba a los qataríes a un solo tanto de la final de la Champions. El Al Sadd se volcó en los minutos finales, con un juego de ida y vuelta, buscando ese gol milagroso que convirtiera estas semifinales es una épica para contar a los nietos. Fueron cuatro últimos minutos de vorágine, con el Al Sadd totalmente volcado al ataque, y el Al Hilal achicando balones asfixiado. Finalmente no pudo ser y el equipo qatarí se quedó en la orilla de una final.

Xavi felicitó a sus jugadores a pie de campo. Eliminaciones así convierten a un gran equipo en leyenda. El técnico catalán sigue escribiendo en letras doradas su nueva etapa como entrenador. Con un título bajo el brazo, la Supercopa de Qatar, y líder virtual de su Liga, pese a perder el último partido en casa ante el Al Rayyan.