Euroliga
Alba Berlin ALB

-

Olympiacos OLY

-

Zalgiris ZAL

-

Estrella Roja RED

-

REAL MADRID

Zidane, en el alambre

El técnico francés ha perdido muchos apoyos en la directiva tras el irregular arranque y el nombre de Mourinho sobrevuela en los despachos.

Ganar tres Champions seguidas no es suficiente en el Real Madrid. Zidane está en el alambre a los dos meses de empezar la competición. El nombre de Mourinho, que está sin equipo, vuelve a sobrevolar los despachos del Bernabéu. El técnico francés ha perdido muchos de los apoyos que tenía en la directiva. La reedición de su primera etapa es un sueño que ahora parece lejano. Una derrota ante el Galatasaray pondría a Zidane en serias dificultades. De cualquier forma, no habría que esperar un viraje en el banquillo hasta antes de Navidad, cuando ya haya terminado la fase de grupos. Lo normal es que, pasara lo que pasara, Zidane siguiera en el banquillo hasta entonces.

AS ya adelantó que Mourinho estaría dispuesto a coger el Madrid a mitad de temporada. Pero es evidente que no es la mejor solución ante una eventual crisis. El principal problema para Florentino a la hora de tomar una decisión drástica y traer al portugués está en el freno que encontraría en los pesos pesados del vestuario. Quedan de la etapa del técnico portugués aún en la plantilla Ramos, Marcelo, Varane, Modric, Casemiro, Nacho y Benzema (el gato…). Otra opción sería utilizar a Raúl, pero parece demasiado pronto para quemar ese cartucho. Lo ven más como un hombre para el banquillo en un futuro a medio plazo.

Son varios los detalles del técnico francés que han desconcertado a la directiva. Unos son en cuanto a la confección de la plantilla, en la que Zidane quiso dar salida a jugadores como Ceballos y Marcos Llorente, para luego negar la entrada de otros como Eriksen o Van de Beek. Pogba era su única opción, y un imposible pues el United se negó a venderlo. Por otro lado, se empieza a cuestionar incluso su política de rotaciones o detalles como que dejara en Madrid a Hazard después de ser padre antes del partido de Mallorca.

Zidane, en Estambul.

Las horas antes del partido ante el Galatasaray están siendo calientes. Ramos dejó clara la postura de la plantilla: "Hay diferentes varas de medir", dijo cuando fue preguntado por Mourinho en oposición a Zidane. "Es fácil decir que Zidane sigue hasta final de temporada, así no habría debates", zanjó en clara alusión al respaldo público que Florentino podría dar al técnico francés y que no aparece por ningún lado. Por su parte, Zidane también fue tajante: "No me puedes preguntar si me juego el puesto. Eso pregúntaselo a otro. Yo quiero estar aquí siempre". Los jugadores están con el francés. Hoy deberían dar un golpe en la mesa. Eso devolvería las aguas a su cauce y Zidane dejaría de estar en el alambre.