CORUXO 1 - CASTILLA 1

El Real Madrid Castilla sigue atascado lejos del Di Stéfano

El filial se adelantó con golazo de Javi Hernández y pudo sentenciar, pero el Coruxo se revolvió e igualó al final. Arbitraje desnortado que perjudicó a los blancos.

Raúl, técnico del Real Madrid Castilla.
Salvador Sas

Por activa o por pasiva, por hache o por be, el Real Madrid Castilla sigue atrancado fuera de casa. Podrán los optimistas decir que, al menos, casi no pierde: son cuatro empates y una derrota en cinco partidos lejos del Alfredo di Stéfano. La última igualada, en casa del Coruxo, en un duelo que pudo llevarse el equipo de Raúl con cierta holgura y que se escapó en el tramo final, cuando el segundo equipo blanco ya vislumbraba la orilla tras una eternidad remando. A ello contribuyeron la falta de contundencia y un arbitraje, el de Carbajales Gómez, francamente mejorable.

Se adelantó rápido el Castilla por medio de una falta directa magistralmente botada por Javi Hernández. El defensor, un multiusos para Raúl, la clavó en la escuadra en un duelo en el que regresó al lateral izquierdo pese a que el técnico le ha venido usando de central. A punto de salir el pasado verano, el Madrid prefirió que no se marchase a un Segunda (le quería toda la categoría, en especial el Oviedo, donde jugó el curso pasado) y Raúl le convenció para que viese este año en Segunda B con el Castilla como la oportunidad para un salto aún mayor. Para el mítico 'siete' blanco, Hernández es pieza clave: es, con 787 minutos, el jugador más utilizado por Raúl.

El gol llegó precedido por una falta en la frontal de Barril que le costó la amarilla. Ahí puso el colegiado la vara de medir y la siguió a rajatabla: enseñó once tarjetas amarillas y dos rojas directas, la primera a Yebra muy rigurosa (con amonestación hubiese bastado), la segunda a Gila muy necesaria tras arrollar a El Ouatani cuando se iba directo a hacer el 2-1 con la única oposición de Belman. Fue un duelo disputado, pero noble, sin malas caras; Carbajales Gómez le dio un cariz arbitral del que se lamentó especialmente el Castilla, muy perjudicado.

Primero, tras un evidente penalti sobre Pedro en el primer tiempo; después de rematar un cabezazo que acabó en el larguero, se llevó una durísima patada en el pecho, al estilo De Jong-Xabi Alonso en Sudáfrica 2010. Y luego, ya tras el descanso, por un gol de Jordi mal anulado; el extremo recibió en línea y definió con clase, pero el linier invalidó el tanto, reincidiendo en esa manía de los jueces de línea de, ante la duda, pitar en vez de dejar seguir, no vaya a ser que se hayan comido un error de los gordos. Raúl no quiso hacer sangre tras el partido: "Puede ser fuera de juego, puede que no... Esperamos más contundencia en próximos partidos, el equipo debe mejorar para adaptarse mejor a estas situaciones".

El técnico del Castilla no se escudó en lo tardío del empate: "Hemos tenido partidos en los que dominamos más y merecimos ganar. No hemos tenido el control, ha sido un partido muy abierto". El Coruxo llegó poco, pero a cambio borró del mapa a la medular blanca, con la pequeña excepción del incansable Ayoub. Empujó y empujó al Castilla hacia su portería y encontró el premio a menos de diez minutos para el final, a balón parado: del barullo en el área se benefició Lucas, que mandó a la red el balón casi en línea de gol. El Castilla se mantiene bien ubicado para asaltar los puestos de ascenso, pero para ello deberá romper su mala racha a domicilio y ganar de una vez fuera de casa: no lo hace desde el 12 de mayo.

RESUMEN

Coruxo: Alberto; De Vicente, Lucas, Crespo, Manu; Vila (Silva, 72'), Barril (Yebra, 56’); Añón (Mendoza, 74’), Trigo, Mateo; y El Ouatani.

Real Madrid Castilla: Belman; Guillem, Gila, Chust, Javi Hernández (Pablo, 84’); Baeza (Franchu, 62’), Blanco, Ayoub (Fran García, 78’); Marvin, Pedro y Jordi.

Goles: 0-1 Javi Hernández (7’); 1-1 Lucas (82’).

Árbitro: Carbajales Gómez (Com. Asturiano). Amonestó a Barril (6’), Javi Hernández (15’), Trigo (23’), Añón (45’), Marvin (45+1’), Crespo (59’), Mateo (64’), Blanco (69’), Ayoub (73’), Franchu (81’) y Silva (87’). Expulsó por roja directa a Yebra (76’) y a Gila (90’).

Estadio: O Vao.