RAYO VALLECANO

Catena vuela en los cielos de Primera y Segunda División

El central del Rayo Vallecano es el jugador con mejor porcentaje de duelos ganados en Segunda División con 43. Además, suma 313 minutos seguidos sin perder una disputa.

0
Catena vuela en los cielos de Primera y Segunda División
JESUS ALVAREZ ORIHUELA DIARIO AS

Alejandro Catena (Móstoles,1994) brilla en este inicio de temporada en un Rayo Vallecano sobrio en defensa, algo que la parroquia franjirroja echaba de menos estas últimas temporadas. En estas once jornadas disputadas, el defensa se ha erigido como uno de los indiscutibles para Paco Jémez (nueve titularidades) y un baluarte en la zaga vallecana. Un futbolista que ha encontrado su sitio en el fútbol profesional, después de bregar en el fútbol español más modesto (Móstoles, Navalcarnero y Marbella) y un inestable paso por el Reus por motivos administrativos.

Los datos justifican la confianza depositada en Catena. Datos facilitados por la empresa de estadística deportiva Opta. Un auténtico avión en las jugadas a balón parado y un seguro cuándo el balón besa el césped. El central encadena 313 minutos consecutivos sin perder un duelo aéreo, habiendo salido victorioso en los último20 de ellos. El último duelo aéreo perdido tuvo lugar en el partido ante el Fuenlabrada hace cuatro jornadas. Randy Nteka, mediapunta azulón, fue el último en salir victorioso frente al mostoleño. Con estos registros, es el jugador de Segunda División con mejor porcentaje de disputas aéreas ganados (78%) con un total de 43 duelos ganados.

Si extrapolamos este dato a la Primera División, Catena se convierte como el mejor del fútbol español en esta categoría. Sólo por detrás de Varane (82%), pero el francés con más de la mitad de los duelos aéreos ganados (19). Mirando las grandes ligas, sólo Matip, del Liverpool, y Bruno Alves, del Parma, mejoran los registros del rayista. Las cifras del alemán son 88% y 36 duelos ganados, y el portugués, con 87% y 33.

Estreno goleador rayista

Catena redondeó su actuación ante el Tenerife al anotar el gol de la igualada ante el Tenerife del pasado viernes. El central aprovechó su potencia para desentenderse del marcaje del jugador tinerfeño y cabecear el balón botado por Embarba. Picado, abajo e inalcanzable para Ortolá.