RACING DE SANTANDER

El Racing Santander se ahoga en la 'Zona Cesarini'

Los de Iván Ania han perdido seis puntos en los últimos minutos de cuatro de los once choques disputados. El club descarta que sean problemas físicos.

0
Iván Ania, entrenador del Racing.
Javier Navarro DIARIO AS

Mucho antes de que Sergio Ramos se convirtiera en el señor de los alargues, en los años treinta hubo un futbolista italoargentino, Renato Cesarini, que pasó a la historia como un especialista en marcar goles decisivos en los últimos minutos de cada partido. Tanto que en Italia, siempre tan hábiles a la hora de poner elegantes etiquetas, pasó a denominarse como Zona Cesarini esos minutos finales de cada encuentro. Bueno, pues al Racing le viene sobrando la Zona Cesarini.

En cuatro partidos el equipo de Iván Ania ha dejado escapar hasta seis puntos. Dos victorias y dos empates se evaporaron en esos instantes agónicos: se le escapó un punto frente al Málaga (Adrián, 85’), dos contra el Almería (Sekou, 93’), otro contra el Cádiz (Álex, 96’) y dos más en Huesca (Ivi, 95’).

En el partido del Estadio Gran Canaria la Zona Cesarini se convirtió en un casino. El Racing llegó a esos últimos minutos con 0-1 y el partido aparentemente controlado, pero encajó dos goles (Rubén Castro, 82’ y 85’) y solo pudo rescatar un punto ante Las Palmas con un gol en la última jugada del choque (Cejudo, 95’).

A pesar de la reiteración de esas malas noticias en los últimos minutos, el cuerpo técnico y los jugadores racinguistas descartan que exista algún problema físico, cansancio, por ejemplo, como explicación a estos goles. Lo achacan, fundamentalmente, a la mala suerte.