Competición
  • Clasificación Eurocopa

BARCELONA

Suárez, el cazador rejuvenece en ocho días

Cuatro goles en la última semana, siempre marcando el primero del equipo. No viaja con la selección de Uruguay para preparar la semana del Clásico.

Suárez, el cazador rejuvenece en ocho días
JOSEP LAGO AFP

Luis Suárez ha enterrado en una semana los pitos que escuchó contra el Villarreal y los artículos que pedían la jubilación anticipada de un futbolista que va camino de subirse al podio de máximos goleadores de la historia del club. Con 183, está a solo uno de alcanzar a Samitier (184) y a once de Kubala (194). Si los supera ya sólo tendrá delante a César y Messi. Suárez ha marcado cuatro goles en los tres últimos partidos y ya lleva seis en ocho partidos oficiales, lo que significa que mete en tres de cada cuatro partidos. Un goleador. Más que eso. Un killer de goles importantes que ha sido decisivo en una semana que pintaba dura para el Barça. Marcó el 0-1 en Getafe después de un pelotazo de Ter Stegen; remontó el partido contra el Inter con un remate espectacular y una maniobra fantástica; y también hizo el 1-0 del partido ante el Sevilla con un fabuloso escorzo que recordó a uno de sus primeros goles como azulgrana ante el Levante.

El barcelonismo se ha vuelto a reconciliar con Suárez después de un episodio que llegó a considerar poco menos que una traición. Que el uruguayo decidiese operarse después del 4-0 del Liverpool y antes de la final de Copa ante el Valencia para estar recuperado con vistas a la Copa América, dejó cierto aire de abandono entre la gente, que le tenía como uno de los suyos, fiel hasta el extremo. Pese a que el jugador intentó repetidamente explicar el episodio y que la lesión de la que se había operado (menisco) no tenía que ver con sus problemas en el cartílago, el barcelonismo empezó de uñas el curso con el uruguayo.

Suárez ha respondido con goles y con un gesto: renunciar a la convocatoria de su selección y quedarse estas dos semanas en Barcelona para terminar de ponerse a punto con vistas a la semana del Clásico. El delantero uruguayo se ha vuelto mucho más cuidadoso con el peso, que intenta vigilar al extremo desde hace un tiempo gracias al equipo de nutricionistas del club que lidera María Antonia Lizárraga. Fue ella quien le recomendó cambiar de dieta para bajar el peso y controlar así sus problemas en el cartílago de la rodilla derecha. A Suárez le ha costado arrancar pero ya se ha puesto en marcha. Camino de los 33 años, hay que ver si aguanta el largo kilometraje de esta nueva temporada.