Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Euroliga
EN JUEGO
B. Munich MUN

50

Zenit San Petersburgo ZEN

41

EN JUEGO
Asvel Villeurbanne AVI

38

Milan MIL

45

Liga Portuguesa
Liga Holandesa
EN JUEGO
Heerenveen Heerenveen HEE

1

Willem II Willem II WII

2

REAL MADRID

Valverde pierde la timidez

'El Pajarito' fue un halcón contra el Granada. Impulsó dos goles del Madrid con su empuje y fue el que más balones robó. Zidane, encantado: "Ha dicho 'yo estoy aquí'".

El Pajarito fue un halcón ante el Granada. El 2-0 fue una cacería de Fede Valverde. El 3-0, más imágenes de montería. Jara y Sedal, pero en el Bernabéu. Dos de los tres goles madridistas tuvieron en el empuje, las piernas y el espíritu del charrúa gran parte de su gestación. Sin Valverde, no hubieran llegado la vaselina de Hazard ni el obús de Modric. Fue el motor ante el Granada

"¡Qué poderío!", se maravillaba Antonio Romero, en Carrusel. Jorge Valdano apelaba al mundo animal: "Tremenda zancada". Para Álvaro Benito, era una cuestión mental: "Lo vengo diciendo, siempre le veía tímido, sin arriesgar para no perder el balón, se ha soltado". No les quitó la razón el propio Zidane. "Fede ha dicho 'yo estoy aquí'", se felicitó el francés, "el chico quiere demostrar que es muy bueno". Alabanzas desde lugares dispares que coincidían en ensalzar el papel del uruguayo en un Madrid exiguo de recambios en el zona media del campo. Sin ir más lejos, Kroos se rompió ante los nazaríes. Por si fuera poco, Casemiro está apercibido antes de que llegue el Clásico. Valverde parece más necesario que nunca.

Pletórico contra el Granada

Más liberado que de costumbre, con más capacidad para descolgarse fuera de la posición de mediocentro puro, el charrúa aprovechó esa libertad para robar nueve balones (entre ellos los del 2-0, donde se fajó tres veces para llevarse el cuero, y el del 3-0, peleado en la banda), el que más del partido. Valverde también hizo tres entradas en fase defensiva y en todas ellas ganó la pelota. Arriba, en uno de sus arranques en modo box to box, incluso se vio delante de la portería de Rui Silva y estuvo a punto de marcar un gol a centro de Benzema, pero su cabezazo lo detuvo el portero nazarí.

A sus padres, Julio y Doris, nunca les entusiasmó el apodo de El Pajarito que acompaña a su hijo Federico desde el inicio de su carrera, pero éste cada día vuela más y mejor en el Madrid.