Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

REAL MADRID

Clamor por James

El Bernabéu coreó su nombre tras el gol que marcó. El público le reclama, aunque Zidane le ha dado pocos minutos en los últimos partidos...

James Rodríguez y el Bernabéu han tenido un reencuentro feliz. Tras un verano en el que el colombiano tuvo pie y medio fuera del club, finalmente se quedó y la afición madridista le ha recibido con los brazos abiertos. La conexión no es nueva, puesto que hasta que perdió protagonismo antes de su cesión al Bayern, James fue un jugador que siempre tuvo feeling con el Bernabéu.

Con Zidane, en cambio, la reconciliación de momento es sólo a medias. Fue titular (y de los más destacados) contra el Levante, el PSG y el Sevilla, aunque desde aquel encuentro en el Sánchez Pizjuán no ha vuelto a aparecer en el once inicial. Sólo contó con 21 minutos frente al Osasuna y el Atlético de Madrid y se quedó fuera de la convocatoria contra el Brujas por unas molestias. Zizou cambió aquel 4-2-3-1 que permitía al cafetero jugar de mediapunta para volver a su clásico 4-3-3 que desplaza a James al banquillo.

Ante el Granada volvió a ser suplente y apenas tuvo 10 minutos, aunque los exprimió: hizo el 4-2 definitivo en el descuento del partido. Lo celebró a lo grande y la afición se rindió ante él: “¡James, James!” empezó a corear todo el estadio.

Era su primer gol en esta segunda etapa y lo consiguió, curiosamente, ante el Granada, el mismo rival al que le había hecho el último un 6 de mayo de 2017. 882 días más tarde y tras una cesión de dos temporadas en el Bayern, James volvió a ver puerta con el Madrid.

Un tanto que le acerca más a su sueño: triunfar en el Madrid. El colombiano se marchó a Múnich decepcionado por su falta de minutos, convencido de que su objetivo se difuminaba. Sin embargo, ahora tiene una nueva oportunidad. Su actitud, muy diferente a la que tuvo tras sus suplencias en su primera etapa, ha permitido que Zidane le dé una segunda oportunidad. De momento, James ya se ha vuelto a meter en el bolsillo a la afición. Ahora le falta convencer a Zidane. Los madridistas lo tienen claro: hay un clamor a favor de James.