NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

RFEF

Piqué, mediador entre los árabes y la Federación por la Supercopa

Arabia Saudí y Qatar compiten por ser sede. El torneo se disputará entre el 8 y el 12 de enero y lo disputarán Barça, Valencia, Atlético y Real Madrid.

Actualizado a
Piqué, mediador entre los árabes
y la Federación por la Supercopa
Xavier Bonilla / AFP7 / Europapr

Gerard Piqué, central del Barcelona y campeón del Mundo con España, ayuda a la Federación (RFEF) a cerrar la sede de la Supercopa, que se disputará entre el 8 y el 12 de enero en formato 'final four' con la participación de Barça, Valencia, Atlético y Real Madrid. El exinternacional, que mantiene muy buenas relaciones en Oriente Medio, trata de ayudar a cerrar la sede del torneo, que quieren organizar dos países enfrentados: Arabia Saudi y Qatar. Ambos están dispuestos a pagar 30 millones de euros por albergar los cuatro días de competición, pero la Federación trata además de imponer en el contrato una serie de condiciones relativas al derecho de las mujeres a acudir al estadio sin restricciones. En este punto es donde se están dando más dificultades.

Los contactos entre Luis Rubiales, presidente de la RFEF, y Gerard Piqué se han intensificado en las últimas semanas. El conflicto en Oriente Medio, con dos de los países interesados en albergar la Supercopa de España en situación de guerra fría, y la tensión militar en la zona, con el bombardeo de instalaciones petrolíferas en Riad, desaconsejan la celebración del torneo en esa zona, pero por otra parte su oferta económica supera a la que ha hecho Estados Unidos. La posición del Gobierno de España, que por otra parte tiene contratos abiertos con los saudíes en importantes infraestructuras de transporte, no favorece la Supercopa en Riad. Pero el propio Gobierno se ha encargado de puntualizar que "la elección de la sede de la Supercopa es responsabilidad única y total de la Federación" después de que la portavoz del gabinete, Isabel Celaá, hiciera unas declaraciones que no gustaron en Las Rozas.

En este contexto es donde aparece Piqué, que mantiene buenas relaciones profesionales con todos los países que han ofertado por la Supercopa pero que, al tiempo, es parte interesada en tanto que defiende los colores del Barcelona, uno de los equipos que participan en la competición. En todo caso, desde la RFEF se ha llevado el asunto con reserva total para evitar que la presencia de Piqué en el proceso levante suspicacias en los otros tres equipos participantes. "Es cierto que Piqué está ayudando en el proceso para elegir una sede", reconocen en la Federación al tiempo que afirman que "no saldrá un euro federativo por la intermediación de Piqué; otra cosa diferente, que se nos escapa, sería que recibiera una compensación económica por su trabajo desde la parte contraria...", señalan desde Las Rozas.

Piqué, a través de 'Kosmos', la empresa que preside, ha desarrollado el nuevo formato de la Copa Davis, una competición cuya primera edición se celebrará en la Caja Mágica, el próximo mes de noviembre en Madrid y en la que ha entrado como colaborador LaLiga. Piqué, por tanto, es uno de los pocos que puede presumir de mantener relaciones comerciales con ambas instituciones en un momento de guerra abierta entre Liga y Federación.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?