REAL MADRID | LA INTRAHISTORIA

Zidane cambió el plan en la portería del Real Madrid

En enero de 2018 Kepa Arrizabalaga llegó a pasar reconocimiento médico, pero el entrenador francés dijo públicamente que no quería su fichaje...

Zidane cambió el plan en la portería del Real Madrid

Areola (26 años) se convirtió anoche contra Osasuna en el quinto portero que defiende la meta del Real Madrid en 2019. Además del francés y de los más habituales Keylor Navas y Courtois, Luca Zidane y Lunin se han puesto bajo los palos en este año natural. El vástago del técnico jugó en marzo un partido de Liga contra el Huesca ante la lesión del belga y la vuelta del costarricense tras el virus FIFA. Y Lunin completó el quinteto en un amistoso veraniego disputando la segunda parte del encuentro por el tercer puesto de la Audi Cup frente al Fenerbahçe.

La actual situación de la portería del Madrid podría ser muy diferente de no ser por Zidane. En el curso 2017-18 el club se lanzó a por el fichaje de Kepa Arrizabalaga, que afrontaba su último año de contrato con el Athletic. La idea era esperar hasta el final de temporada y que llegara libre, pero Keylor se lesionó al inicio de la temporada y las actuaciones de Casilla en su ausencia provocaron que la operación se adelantara a enero.

La cláusula de Kepa era de 20 millones, el Madrid aceptó pagarla y el acuerdo con el futbolista era total. Tanto es así que el 4 de enero el portero vasco viajó a Madrid y pasó el reconocimiento médico. Sólo faltaba la firma. Sin embargo, Zidane lo frenó todo dos días después. "Ahora no necesito un portero, en junio puede ser...". Esas declaraciones fueron un jarro de agua fría para Kepa, que se sintió traicionado y tomó una decisión: no iba a ir a un club en el que el entrenador no le quería. Eso provocó un cambio radical: el 22 de enero renovó con en Athletic hasta 2025 con una cláusula de 80 millones.

Un contrato que duró poco: a los pocos meses el Chelsea pagó esa cláusula. Fue la llave para que Courtois llegara al Madrid. Esa conferencia de prensa hizo que Kepa, dolido, cerrara la puerta al club blanco y el efecto dominó llevó a la situación actual: el español de sustituto de Courtois en el Chelsea.