RAYO VALLECANO I ENTREVISTA AS

Ulloa: "Cuando empiecen a entrar los goles, vamos a disfrutar"

El argentino, de 33 años, llegó en verano y se ha convertido en el delantero titular del Rayo. Ha disputado cuatro partidos, pero su asignatura pendiente es el gol. Llegará. Su talento y trabajo le avalan.

0
Leo Ulloa posa para AS en la Ciudad Deportiva.
JESUS ALVAREZ ORIHUELA DIARIO AS

—¿Cómo está viendo al Rayo en el inicio liguero?
—El equipo está bien, nos está faltando ser más contundentes. Por momentos, somos superiores al rival, pero no llegamos a reflejarlo en el marcador.

—¿Y cómo lleva el delantero esa falta de pegada?
—Me fastidia porque el equipo se desgasta y crea ocasiones, pero no terminan en gol. También me deja tranquilo el hecho de que generamos.

"Quiero vivir uno; este Rayo está armado para ello y hay un gran grupo"

ASCENSO

—¿Qué le ha llamado más la atención estas primeras semanas?
—Sabía que el Rayo era un grande, más allá de que esté en Segunda. Me había enfrentado a él y la gente en el campo me gusta porque va, anima, apoya al equipo y está siempre ahí. Es un club familiar. Estoy a gusto.

—¿Qué le parece Vallecas?
—Estuve en Castellón y Almería, que no se vive mal, pero Madrid es diferente. Hay mucho para hacer. Cuando llegas nuevo y te reciben así es difícil sentirse incómodo. Vallecas es un barrio humilde, la gente es cercana y vive el Rayo, te hace sentir parte de eso.

—¿En qué ha cambiado respecto a su primera etapa en LaLiga?
—Tengo más experiencia. He crecido en todos los niveles y puedo manejar otras situaciones. El tema de la falta de gol, en otro momento, me hubiese vuelto loco. Ahora siento que hay que seguir trabajando y por este camino porque las ocasiones están.

—Muchos aún tienen en la memoria su pichichi de Segunda (Almería, 28 goles, 11-12).
—Aquel equipo se quedó fuera de playoff y yo terminé pichichi, eso es el fútbol. Aún sigo en proceso de adaptación, no he terminado de conocer al Rayo ni todo lo que le rodea. Voy a seguir trabajando para que lleguen los goles y los triunfos cuanto antes. El equipo está mereciendo más de lo que ha conseguido.

—Tiene un ascenso (Almería, 12-13) en su palmarés.
—Esa temporada sólo estuve medio año en Almería, luego me fui a Inglaterra. Quiero vivirlo de primera mano. Este Rayo está armado para ello. Hay grandes jugadores, pero hay mejor grupo. Cuando los goles empiecen a entrar, lo vamos a disfrutar. El equipo propone y, a poco que dé ese paso al frente, las cosas cambiarán a mejor.

—También ganó la Premier con el Leicester (15-16)…
Aquello fue una cosa de locos. Superó las expectativas. El Leicester era un equipo humilde y mantuvo la categoría gracias a una gran racha final. El año siguiente seguimos con esa inercia. Los grandes no estuvieron bien y, pasado el mes de diciembre, la gente empezó a creer y nosotros, también. Sólo perdimos tres partidos en toda la temporada. Eso marcó la diferencia, éramos sólidos atrás. Disfruté muchísimo y despertamos simpatías en todo el mundo.

—Después de esa gesta… ¡Cómo sería la celebración!
—Jugábamos en Old Trafford y si ganábamos salíamos campeones. Empatamos contra el United, por lo que había que esperar al Tottenham, que jugaba al día siguiente, el lunes. Quedamos en casa de Vardy a ver el partido. Me senté con King y Huth y me dijeron: ‘Leo, el Tottenham no gana en casa del Chelsea desde hace más de doce años’. Les miré y pregunté: '¿Y justo hoy va a ganar?'. El Tottenham vencía 0-2 al descanso y nos volvimos locos cuando Hazard empató. Hasta las cuatro de la mañana no pudimos salir de la casa.

—¿Qué pasó?
—Los hinchas del Leicester se fueron a la casa de Vardy a celebrarlo y se querían meter. Teníamos seguridad y, además, tuvo que venir la Policía. Nos abrió camino a las 4:00 y salimos de uno en uno. Habíamos estado en el patio charlando, sin creer lo que estábamos viviendo. Salvo Huth, el resto éramos jugadores que veníamos luchando desde abajo. Fue lindo. Durante un mes y medio no pude salir de casa.

"Ganar la Premier fue de locos: ¡la Policía tuvo que ir a casa de Vardy!"

LEICESTER

—Usted ha jugado en Argentina, España, Inglaterra y México.
—Lo que rodea el fútbol en Argentina es pasión y es bonito sentirlo desde la cancha. España tiene un fútbol de mucha calidad y en Inglaterra es muy intenso, menos táctico que aquí. México es diferente, menos dinámico.

—¿A qué delantero admira?
—Batistuta y Crespo. Me gustaba cómo se movían dentro del área, siendo grandotes.