BARCELONA

Messi será baja ante el Getafe y duda para Inter y Sevilla

Pese a que en el comunicado del club no se adelantó un pronóstico exacto, parece claro que el crack argentino podría estar entre siete a diez días de baja.

Leo Messi no levanta la cabeza esta temporada por culpa de las lesiones. Si en su primer entrenamiento de la pretemporada se retiró tras sufrir una rotura en el sóleo de la pierna derecha que le dejó cinco semanas fuera se los terrenos de juego, en su primer partido titular este curso apenas aguantó 29 minutos tras notar molestias en su abductor de la pierna izquierda.

Las pruebas a las que se sometió esta tarde confirmaron una lesión de pequeño alcance, concretamente una elongación, pero lo suficientemente trascendente para impedirle jugar este sábado ante el Getafe y que ponen también en tela de juicio la posibilidad de que el argentino esté disponible la próxima semana para el partido ante el Inter correspondiente a la segunda jornada de la liguilla de Champions, tal como anunció TV3.

En todo caso, el club se ha querido curar en salud y en el comunicado médico se ha remitido al tópico de “la evolución marcará la disponibilidad” con el fin de no cerrarle aún del todo las puertas a los dos partidos que el Barcelona afrontará la próxima semana: Inter en Europa y Sevilla en LaLiga.

No hay que olvidar que tras el partido ante el Sevilla llega un nuevo parón por selecciones. En el club, siguiendo el lema de Valverde esta temporada respecto a asumir cero riesgos, consideran que sería tiempo más que suficiente para poner en las mejores condiciones posibles al mejor jugador del mundo.

De hecho, no hay que olvidar que el propio Leo reconoció recientemente en una entrevista que ha llegado el momento en que “todo cuesta más y es más difícil recuperarse” porque a los 32 años, y con la tralla que lleva Leo entre pecho, y espalda el cuerpo ya empieza a dar más de un aviso. Messi, en menos de dos meses, ya lleva dos.

Por cierto, también se había especulado sobre unas posibles molestias de Ousmane Dembélé durante el partido ante el Villarreal, aunque afortunadamente todo quedó en nada.