Competición
  • Europa League
  • Euroliga
  • Copa Libertadores
Euroliga
Zenit San Petersburgo ZEN

-

Panathinaikos PAN

-

B. Munich MUN

-

Khimki Moscú KHI

-

ATLÉTICO

Indecisión y escaso trabajo táctico de Simeone en Anoeta

Realizó una presión asimétrica y no la hizo de forma sostenida. Extrañó que volviera a quitar a João Félix, el fichaje más caro de la historia del Atlético, con el partido empatado.

Simeone sólo realizó el día del partido un cambio respecto al equipo que ensayó el jueves. No jugó Hermoso y entró Savic. Y también modificó la posición de dos jugadores. Finalmente puso a João Félix de segundo delantero y a Vitolo en banda derecha en un sistema 1-4-4-2. Salió con Oblak; Trippier, Giménez, Savic, Lodi; Vitolo, Koke, Saúl, Lemar; João Félix y Costa. El baile empezó antes del partido porque practicó en el entrenamiento la presión con un jugador en una posición y el día del encuentro se la cambió por otra. Los que llevan años conocen al Cholo y ya saben que es un poco indeciso y voluble, pero en los nuevos como Trippier, Lodi o el propio João (los únicos fichajes titulares en Anoeta) puede generar inseguridad e inestabilidad.

El Atlético salió a presionar, pero no lo hizo de manera sostenida. Es un misterio táctico a desentrañar por qué no aguanta el pressing y lo hace de forma asimétrica (por la izquierda no presionaba al lateral derecho de la Real y por la derecha sí presionaba a Monreal). No creo que sea porque Diego Pablo Simeone González, el gran estratega y líder del Atleti, no trabaje a su equipo tácticamente. Eso no puede ser, pero lo cierto es que dio la sensación en Anoeta de que el equipo está escasamente trabajado en el aspecto táctico. Mientras el Atleti se desinflaba a la hora de presionar, la Real fue ganando metros y tuvo la única ocasión clara de la primera parte, la del paradón de Oblak a Oyarzabal en el minuto 24. Entonces, Simeone ya había mandado permutar las posiciones a Vitolo y João Félix, al que se empeña a poner en banda. Seguro que el Cholo busca que arranque desde más atrás, pero le quita potencial ofensivo porque se tiene que desgastar en la fase defensiva. No se entiende que teniendo ahí a Vitolo, que es su sitio, le cambie por João Félix. En los últimos cinco minutos de la primera parte volvió a poner al portugués detrás de Costa (estuvo en banda unos 20 minutos) y cambió de banda a Vitolo, poniéndole en la derecha, y Lemar, que no mejoró nada jugando en la izquierda.

En el descanso, Simeone decidió dejar a Lemar en el banquillo y sacó a Marcos Llorente. Mantuvo el dibujo 1-4-4-2: Oblak; Trippier, Giménez, Savic, Lodi; Koke, Llorente, Saúl, Vitolo; João Félix y Costa. Poner a Koke en banda es mandarle al matadero. El madrileño es uno de los mejores centrocampistas de España, pero en banda pierde potencial porque no atesora velocidad entre sus cualidades. Sufre mucho ahí, pero como buen soldado cholista acepta su rol, aunque su rendimiento no sea el que podía tener jugando en su sitio, como ya le sucedió la pasada temporada. Y extrañó también que Simeone le pusiera a marcar a Isak con tanta diferencia de estatura (Koke mide1,78 metros e Isak mide 1,90).

A Marcos Llorente se le vio con una absoluta falta de confianza. Da la sensación de estar perdido en la posición de pivote por la derecha donde le coloca Simeone, como si no supiera lo que tiene que hacer. Y por su parcela llegó el primer gol de la Real Sociedad un minuto después de que el Cholo sorprendiera quitando a João Félix en el minuto 56 para dar entrada a Correa.

Simeone no está tratando bien al crack portugués. Quizás decidió cambiarle para reservarle para la Juventus, pero el partido es el miércoles. La ilusión de los atléticos pasa por João Félix y da la impresión de que al Cholo no le apetece que el ex del Benfica sea protagonista. Ante el Eibar le salió sensacional el cambio y Thomas, a quien puso de delantero, marcó el gol de la victoria; ante la Real, le salió mal. Si inviertes en un jugador 127 millones de euros, el fichaje más caro de la historia del club y uno de los más caros de la historia del fútbol, no le puedes quitar en dos partidos que van empatados. No es normal.

Con el 2-0, el Atlético atacó de verdad por primera vez en todo el choque. Porque el hecho de que ponga un once con jugadores ofensivos no quiere decir que juegues al ataque. El Atlético empezó el partido presionando, pero fue de mentira, no creó ni una ocasión y no fue constante en la presión y la Real fue creciendo en su juego y se llevó merecidamente la victoria. El Atlético iba líder de manera merecida, pero ya mostró carencias tácticas en los tres primeros partidos, pese a ganarlos. Simeone tiene tajo por delante. Es complicado sustituir la jerarquía de Godín, Juanfran y Filipe, la inmensa calidad de Rodri y adaptar a tantos jugadores nuevos, aunque de titulares sólo pone a tres fichajes. ¿Qué pasa con Héctor Herrera y con Felipe? Ambos se entrenan de manera sensacional, pero el internacional mexicano ni siquiera ha debutado en LaLiga. ¡Raro!