Euroliga
Alba Berlin ALB

-

Olympiacos OLY

-

Zalgiris ZAL

-

Estrella Roja RED

-

REAL MADRID

Hay un dispositivo del Madrid en París por si Neymar se pone a tiro

Hay un emisario del equipo blanco en París por si la negociación entre el Barcelona y el PSG se rompe definitivamente y se abre una puerta...

El Real Madrid está haciendo movimientos silenciosos que contrastan con las negociaciones publicitadas que mantiene el Barcelona con el PSG. En su estrategia, cree que el tiempo terminará acercándole al crack brasileño. Y aunque no es un objetivo primordial, si se pone a tiro, podría ir a por él. Ya hay un dispositivo por si esto sucede.

El club blanco tiene un emisario en París desde el pasado lunes. Es Wagner Ribeiro. El agente, que lo fue de Robinho y del propio Neymar, que guarda una excelente relación con la familia Neymar y que participó en su anterior fichaje por el Barça en 2013, es quien está en la capital francesa trabajando ahora para el Madrid. André Cury hace el negocio para el Barça, Ribeiro lo haría para el Madrid… Esperará el emisario blanco a que terminen las negociaciones entre el Barcelona y el PSG, y luego entrará en acción. Muy rentable le tendría que salir la operación al equipo blanco, de cualquier manera, para que entrara en ella. Entre otras cosas porque podría cerrarle la opción de Mbappé en un futuro. De cualquier manera, Juni Calafat también ha estado en contacto permanente con Neymar.

Ribeiro salió de Sao Paulo el domingo por la noche y llegó a París en un vuelo de Air France a las 12:00 del lunes. Se ha visto en repetidas ocasiones con la familia Neymar. El futbolista quiere ir al Barcelona y se lo ha dicho a los dirigentes del PSG. Pero, aconsejado por Ribeiro, no ha hecho ninguna manifestación pública al respecto para no cerrarse ninguna puerta, ni la del Real Madrid ni la de la Juventus, que, aunque remotas, todavía tiene opciones de fichar al crack brasileño.

Neymar encaja más en el Madrid que en el Barcelona. Tanto en el apartado deportivo, donde claramente tiene sitio en el once, como en el económico, ya que el Madrid no tiene una masa salarial tan desorbitada como el Barcelona, que sobrepasa con creces los límites que recomienda la ECA (Asociación de Clubes Europeos). De cualquier manera y sin prisa pero sin pausa, el Madrid sabe que Neymar se le puede poner a tiro. Y tiene el dispositivo preparado por si hiciera falta.