Competición
  • Clasificación Eurocopa

VALENCIA

Valencia: el vestuario, expectante por el cierre de mercado

Preocupa el adiós de Rodrigo, aunque más saber cómo se le supliría. Lim no autoriza mover ficha y no se descarta que no haya más fichajes.

Valencia: el vestuario, expectante por el cierre de mercado
ALBERTO IRANZO DIARIO AS

El vestuario del Valencia, a pocos días del cierre de mercado, está preocupado por la posible salida de Rodrigo Moreno y a la vez expectante por saber cómo y quién sustituiría al hoy capitán del equipo. Rodrigo sigue en Paterna, si bien, aunque en el fútbol lo blanco se vuelve negro en cuestión de horas y el fichaje de Correa por el Milan está bloqueado, a día de hoy nadie del equipo confía en que Rodrigo continúe allí en una semana. Pero, llegados a este punto y en el contexto de crisis interna actual, entre los compañeros en el Valencia de Rodrigo inquieta más saber cómo se le suplirá que la salida en sí.

Los jugadores del Valencia, no a todos por igual pero sí a la mayoría y sobre todo entre los que más tiempo llevan, les preocupa que Peter Lim tome decisiones sin tan siquiera contar con la opinión de Mateu Alemany y Marcelino. Los pesos pesados del vestuario, y los hechos así lo demuestran, comulgan con las ideas del director general y del entrenador asturiano; creen en ellos y en el proyecto que tienen en mente. Inclusive se postularon de su lado cuando Alemany tuvo que viajar a Singapur a finales de julio. Pero en las últimas semanas reina el desconcierto de puertas hacia dentro del vestuario, principalmente porque no entienden el porqué del distanciamiento de Peter Lim con sus dos principales gestores deportivos y el cambio de rumbo que parece estar tomando de repente el proyecto. De ahí, a su vez, la expectación que hay respecto a cómo quedará finalmente confeccionada la plantilla, porque si la posible baja de Rodrigo no fuera reemplazara con garantías para mantener el nivel competitivo del equipo, las dudas que tienen varios integrantes respecto al proyecto irían a más.

La dirección deportiva del Valencia, es decir, Mateu Alemany y Pablo Longoria, con el respaldo de Marcelino, tienen claro el perfil de futbolistas con el que suplir a Rodrigo, que no sería uno sino dos. Pero, en este sentido, Peter Lim no les ha dado autorización a mover ficha en el mercado. "Intentaremos recuperar el consenso y la comunicación", dijo Marcelino el pasado viernes en sala de prensa. Pero, según fuentes del club, en Singapur se ve el proyecto de forma diferente.

Peter Lim, en este sentido, no terminaría de ver necesario reforzar el equipo. La predisposición de Lim en los últimos días es hacer caja con Rodrigo y quedarse en nómina con las piezas ofensivas que ya tiene en plantilla. Lim confía en ingresar los 60 millones (un porcentaje iría a las arcas del Benfica) y con ello reducir deuda. Entiende Lim, y así se lo ha hecho saber a sus ejecutivos en el club, que lo que ofrece el mercado es caro y, sobre todo, que hay futbolistas en plantilla para ocupar el puesto de delantero más allá de Gameiro y Maxi, principalmente Guedes, Cheryshev y Kang-in Lee, además de Vallejo o Sobrino. De ahí que Anil Murthy no pusiera fecha tope para cerrar la venta de Rodrigo, porque en opinión de Lim no se necesita margen de maniobra al no haber intención de fichar y por lo tanto la salida de Rodrigo podría consumarse hasta un minuto antes del cierre sin que se alterada el plan de Singapur. Y eso preocupa en el vestuario ché.