Competición
  • Final ATP World Tour
Final ATP World Tour
stefanos_tsitsipas Stefanos Tsitsipas Stefanos Tsitsipas
-
alexander_zverev Alexander Zverev Alexander Zverev
-

FÚTBOL

La Federación Gallega de Fútbol se suma a la moda de Japón

La RFGF sancionará a todos los clubes que no dejen los vestuario limpios tras sus partidos. Los árbitros deberán informar del estado en el que los equipos dejan las instalaciones.

La Federación Gallega de Fútbol se suma a la moda de Japón
RFGF

Una de las imágenes más comentadas del pasado Mundial de Rusia fue la del vestuario de Japón tras la disputa de sus partidos. La selección nipona llamó la atención de todo el planeta por dejar totalmente limpios y recogidos los vestuarios que utilizó en dicho torneo. Ese ejemplo ya lo han secundado esta temporada equipos profesionales en España como el Oviedo o el Deportivo. Sin embargo, esas iniciativas voluntarias se tornarán en obligatorias esta campaña en todos los campos de fútbol de Galicia, puesto que la Federación Gallega de Fútbol "sancionará a los clubes que dejen sucios los vestuarios".

La última asamblea general de la Federación Gallega aprobó de forma unánime una iniciativa propuesta por el presidente, Rafael Louzán, y con la que se busca dar un nuevo impulso a las buenas prácticas, la educación y la concienciación sobre el buen uso de las instalaciones públicas por parte de los futbolistas. Así que a partir de esta temporada, todos los equipos gallegos está obligados a dejar los vestuarios, por lo menos, tan limpios como se los encontraron. "Estamos acostumbrados a ver como se resalta mundialmente cuando un equipo deja su vestuario limpio y realmente tendría que ser lo habitual y cotidiano", apunta el presidente de la Federación Gallega, Rafael Louzán, quien añade que "ese es el objetivo que buscamos en Galicia".

En el caso de que la nueva norma no se cumpla, conllevará una sanción para el equipo responsable, tal y como consta en el reglamento disciplinario. El delegado será el responsable de velar por el cumplimiento de la norma y los árbitros deberán comprobar después de los encuentros el estado en el que quedan los vestuarios.