Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • MotoGP
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Supercopa
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Moto3
  • Mundial Ciclismo
Fórmula 1
1 1h58:33.667

S. Vettel

Ferrari

2 a 2.641

Charles Leclerc

Ferrari

3 a 3.821

M. Verstappen

Red_bull

12 a 35.974

C. Sainz Jr.

Mclaren

Liga Holandesa
FINALIZADO
Heerenveen Heerenveen HEE

1

Utrecht Utrecht UTR

1

FINALIZADO
FC Emmen FC Emmen EMM

3

Feyenoord Feyenoord FEY

3

FINALIZADO
ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

0

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

1

FINALIZADO
PSV PSV PSV

1

Ajax Ajax AA

1

BARCELONA

El Barça ya no tiene comodines para Neymar

Cedido Coutinho al Bayern, y lesionado Dembélé, el cromo clave y el 'joker' que el club azulgrana se guardaba, los grandes activos del club están fuera de la ecuación.

Cedido Coutinho al Bayern, y lesionado Dembélé, el cromo clave y el 'joker' que el club azulgrana se guardaba, los grandes activos del club están fuera de la ecuación. Rakitic y Semedo, además, no se quieren mover. El Barça ya no tiene comodines para traer de vuelta a Neymar.

Altivo como se mostraba Bartomeu asegurando que el brasileño sólo regresaría si entraban jugadores en la operación, jugadores es lo que ya no tiene. Además de que Rakitic o Semedo se han mostrado reacios a marchase (el portugués ya ha garantizado que se queda), las opciones Coutinho y Dembélé se han esfumado.

La del brasileño ha tenido una mezcla de todo. Para empezar, el PSG no estaba convencido de firmar al jugador pese a la buena relación que une a Leonardo con Coutinho. Finalmente, el ex del Liverpool se ha marchado cedido al Bayern. Tasado en 100 millones de euros, la desaparición de Coutinho de la ecuación ya dejaba sin argumentos el plan de Bartomeu (sólo cromos y no dinero). Después de Coutinho, y por más que Bartomeu se jactara off the record que no pagaría un euro por Neymar, la única opción viable era meter en la operación a Dembélé. Los pesos pesados no creen de verdad en el francés. El club tampoco. Y el Barça jugaba con la idea de que si Neymar tenía opciones reales de llegar, fuese el mismo jugador quien pidiese marcharse para no ser el quinto delantero por detrás de Messi, Griezmann, Suárez y el mismo Neymar. La lesión de Dembélé hace difícil que el internacional francés, de cristal con las lesiones, entre en un posible trueque.

Ya no hay comodines y sólo hay una posibilidad. La cesión del futbolista con el pago de una cantidad por delante y tal vez la inclusión de una opción de compra obligatoria. El PSG quiere incorporar a un jugador desequilibrante en caso de que se vaya Neymar (suena Dybala), pero para eso necesita un dinero que no le puede dar el Barça. Sólo en una operación rocambolesca en la que Dybala fuese cedido al PSG como Neymar al Barça y Coutinho al Bayern, la operación sería posible. Al Barça, de momento, se le han acabado los comodines y está obligado a estrujarse la cabeza para encontrar una solución.


¡No te pierdas el especial del FC Barcelona!