Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
Liga Endesa ACB
Casademont Zaragoza ZAR

-

Montakit Fuenlabrada FUE

-

Herbalife Gran Canaria CAN

-

Monbus Obradoiro OBR

-

UCAM Murcia MUR

-

Kirolbet Baskonia BAS

-

Valencia Basket VAL

-

Movistar Estudiantes EST

-

Premier League
Liga Holandesa
Feyenoord Feyenoord FEY

-

PSV PSV PSV

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Ajax Ajax AA

-

Heracles Heracles HCL

-

Utrecht Utrecht UTR

-

FINALIZADO
FC Emmen FC Emmen EMM

2

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

0

VALENCIA 1-REAL SOCIEDAD 1

1x1 del Valencia: Gameiro, héroe y villano el día de Rodrigo

El francés marcó el 1-0 pero falló un penalti en el 93' que habría otorgado una victoria al equipo blanquinegro que se escapó en el minuto 100 de partido.

Gameiro.
Oscar J. Barroso

Cillessen: Como si no fuera su primer día. Desde el primer momento se mantuvo muy seguro y en apenas diez minutos ya había atajado dos balones, el segundo con una parada in extremis con los pies a un disparo de Merino que rebotó en un futbolista ché y cambió la trayectoria de este. En la segunda mitad tuvo que intervenir menos bajo los palos y más por los aires, y pese a que no es la tarea en la que mejor se desenvuelve, cumplió con nota. No pudo atajar el penalti de Oyarzabal.

Wass: Encargado de bailar con la más fea, cumplió con creces teniendo que defender a Oyarzábal y además le dio tiempo de dar una asistencia de gol. Su trabajo defensivo no solo se limitó al lateral, sino que tapó en varias ocasiones a Willian José haciendo el reemplazo a los centrales. Su aportación ofensiva sigue fuera de toda duda, asistió a Gameiro en el gol que supuso el 1-0, pero generó peligro constantemente.

Garay: Férreo en el área. Demostró que tanto él como Paulista juegan ya de memoria y se combinan a la perfección en las acciones defensivas. Tapó por alto muy bien a San José y colaboró en la salida de balón.

Paulista: Tuvo que compaginar su trabajo con las ayudas a Jaume Costa por la banda izquierda. Estuvo más seguro fuera del área que dentro de ella, donde se pasearon muchos balones que, por suerte para los ché, no encontraron rematador alguno. En la salida de balón ayudó a Kondogbia y Coquelin, consciente de que sin Parejo era necesaria su aportación y no solo la de Garay.

Jaume Costa: Sufrió. La mayoría del peligro se dio por su banda donde Januzaj y Zaldua encontraron facilidades para llegar al área o poner centros laterales. Se mantuvo seguro cuando el equipo atacó y prefirió mantenerse en zona defensiva para evitar peligros. Intensidad no le faltó y encontró apoyo en los dos centrales, quienes ya dominan los automatismos y le facilitaron la tarea.

Carlos Soler: Con voluntad, pero impreciso con el balón en los pies. Lo intentó por todos los medios pero no fue capaz de encontrar ese último pase que le permitiera a su equipo tener un remate claro. No obstante, esa voluntad tuvo premio ya que, pese a ser de forma trastabillada, de una combinación con Daniel Wass nació el primer gol. Además defensivamente aportó mucho trabajo.

Coquelin: Asumió más responsabilidad en la salida de balón y en el corte estuvo al nivel que tiene acostumbrado a la gradería de Mestalla. Tapó constantemente los disparos desde fuera del área y comandó muchos contraataques de forma incombustible, pero finalmente cometió el penalti que supuso el empate final.

Kondogbia: Ejerció de Parejo de medio campo hacia delante y arriesgó en muchos balones en busca de profundidad que no siempre llegaron a su destino. Tuvo que ser también el encargado de liderar el juego de área a área y cumplió con buena nota. Además, defensivamente junto Coquelin estuvo muy notable.

Guedes: Decisivo. No intervino en exceso en la circulación de balón, pero cada vez que llegó al área rival generó peligro. Tuvo las dos ocasiones más peligrosas de la primera mitad pero se encontró con un Moyá muy seguro. En la segunda parte más de lo mismo, pocas contribuciones, pero todas ellas cargadas de explosividad.

Rodrigo: Poco protagonista. Fue más nombrado en la grada que sobre el terreno de juego, donde encontró dificultad para conectar con los centrocampistas como suele hacer. Probó a Moyá en una ocasión realizando su típica jugada al borde del área, pero el guardameta atajó el disparo al primer palo. En la segunda parte, a punto estuvo de besar el santo tras una mala salida de del cancerbero, pero cuando todo el estadio ya celebraba el gol la pelota se estrelló en el palo. Se marchó ovacionado del que quizá sea su último partido con la camiseta blanquinegra.

Gameiro: El mejor del partido… hasta que falló el penalti, en el 93’. Con un Rodrigo menos participativo que en otras ocasiones, el francés se erigió como líder y además de marcar el primer gol, fue de los futbolistas que más generó. Su gran estado físico le permitió tener ventajas en muchas acciones y anticiparse a los dos centrales en el remate del tanto que anotó. Además presionó constantemente la salida de pelota de los vascos y sus robos estuvieron cerca de originar el segundo gol. Falló un penalti que no emborronó su actuación pero el gol de Oyarzábal pone en el foco su fallo.

Suplentes:

Piccini: Suplió a un Jaume Costa lesionado y dio más tranquilidad a la zaga defensiva, apenas tuvo participación en ataque.

Cheryshev: Salió para dar trabajo defensivo al equipo y cumplió con creces forzando un penalti… hasta que perdió un balón clave que causó la rocambolesca jugada que acabó en la falta que después supuso el penalti para los vascos.

Ferran Torres: Con pocos minutos para demostrar su calidad, se desgastó físicamente en la presión para evitar que el equipo encajara el gol del empate.