Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Holandesa
Liga Endesa ACB
EN JUEGO
Joventut Badalona JOV

62

Movistar Estudiantes EST

62

FINALIZADO
Casademont Zaragoza ZAR

84

Retabet Bilbao BLB

61

FINALIZADO
Morabanc Andorra AND

87

San Pablo Burgos BUR

74

Liga Holandesa
EN JUEGO
Utrecht Utrecht UTR

1

PSV PSV PSV

0

EN JUEGO
VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

0

Vitesse Vitesse VIT

4

FINALIZADO
Waalwijk Waalwijk WAA

1

Ajax Ajax AA

2

FINALIZADO
AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

2

Heerenveen Heerenveen HEE

4

FINALIZADO
Twente Twente TWE

0

Willem II Willem II WII

1

REAL MADRID

Brahim Díaz vuelve a escena

El extremo malagueño ya ha superado su lesión muscular. Su objetivo debe ser volver al punto en que se encontraba antes de ella y refrendar la confianza que Zidane le mostró al final de la pasada campaña.

La recuperación de Brahim ha sido una gran noticia de cara al inicio de temporada del Madrid y se ha confirmado con su convocatoria para el debut liguero del Madrid ante el Celta (sábado, 17:00 horas, Movistar LaLiga / LaLiga TV). Sin embargo, su vuelta puede suponer tanto una bendición como un problema para Zidane. La lesión de Hazard puede abrirle aún más las puertas. No obstante, el ‘overbooking’ que presenta el conjunto blanco en sus flancos ya era un hecho sin la participación del malagueño, por lo que su reincorporación no hace sino acrecentar el problema. Vinicius, Rodrygo, Lucas Vázquez, Bale o incluso James e Isco pueden ocupar las bandas del conjunto merengue. Sin contar por el momento a Asensio, lesionado de larga duración y al belga, que no tardará en volver. Hay algo irrefutable, no hay minutos para todos…

Las salidas del galés y el colombiano cada vez se complican más y la cesión del malagueño no es una opción para Zizou, como reconocía poco antes de las vacaciones de verano: “Tranquilo chaval, yo cuento contigo para la próxima temporada”, confiaba el francés al joven andaluz. En un principio, desde el club se apostaba por la mencionada cesión del veinteañero para esta campaña, y más después de su alarmante falta de minutos mientras Solari estaba al frente.

Muestras de confianza

Sin embargo, Zidane vio algo en el talentoso mediapunta. Cada oportunidad que le brindaba venía envuelta de buen fútbol y descaro, algo que destacó el marsellés tras la exhibición de su pupilo ante la Real Sociedad: “No tiene miedo, es rápido. Me gustan los jugadores que juegan, es atrevido”.

Los 369 minutos que acumuló el futbolista la pasada temporada desde la llegada de Zidane chocan con los tres encuentros y 24’ que disfrutó con Solari. Asimismo, su acelerón de los últimos encuentros se llevó por delante a Bale, Asensio y Lucas Vázquez. Acabó la temporada con la vitola de titular, cuando antes de la vuelta del francés sufría para formar parte de las convocatorias.

Vinicius, el gran damnificado

"Yo quiero estar en el Madrid sí o sí y quiero jugar en el mejor club del mundo". Esas palabras deslizadas por el protagonista en zona mixta momentos después del citado partido ante la Real muestran la confianza con la que Brahim afrontaba su situación. El radio de su explosión alcanzó incluso a Vinicius, el jugador que había arrojado los pocos haces de luz vislumbrados en la sombría temporada madridista. El brasileño se lesionó en la eliminatoria de Champions ante el Ajax y a su vuelta necesitaba jugar para formar parte de la convocatoria de Tite para la Copa América, como el propio seleccionador reconoció. No obstante, la querencia del marsellés por el exjugador del Manchester City dejó al de Sao Gonçalo sin compuesto y sin Copa. Ante el Celta, el preparador galo tendrá su primera oportunidad para demostrar si confía o no en el carioca.

El mes que ha pasado en la enfermería podría suponer un comienzo de temporada cauto. Situación que no debería ser indicativo alguno de la posición real del jugador en la lista de preferencias de Zidane para su Real Madrid 2.0. Si algo ha demostrado el técnico francés estos últimos meses es que es de ideas claras, y su gusto por el extremo es evidente. Brahim ha vuelto, y ha vuelto para quedarse…