Competición
  • Vuelta a España
  • Serie A

ATLÉTICO

Correa sigue entrenando... y a su agente aún no se le vio en Milán

El argentino continúa en el Atlético y volvió a entrenarse por la tarde, algo que sigue retrasando lo que ayer parecía inminente: la llegada de Rodrigo.

Aunque ayer por la tarde parecía inminente sigue parado: Ángel Correa continúa entrenándose con el Atlético, uno más también esta tarde en la que el equipo rojiblanco tenía doble sesión. Y mientras el argentino continúe en el Atlético, la puerta por la que Rodrigo debe llegar al club rojiblanco está cerrada. Es condición sine qua non. Pero su salida al Milán continúa en el tira y afloja de todo el verano. A su agente, Agustín Jiménez, se le esperaba desde esta mañana en las oficinas del Milán para tratar de limar lo que separa a ambos clubes para que el fichaje tenga lugar pero, de momento, no ha hecho acto de presencia en la sede del club rossonero. 

Y, aunque Agustín Jiménez llegue a Milán y se reúna con la directiva del club rossonero, éste necesita la ayuda de Jorge Mendes para cerrar el traspaso. Porque, de momento, no tiene la liquidez para financiar la operación y llegar a la oferta que pretende el Atlético, esos 50 millones de euros. Para ello necesita vender a André Silva, otro de los representados por el agente portugués, o a Suso, por quien ha habido una oferta de la Fiorentina de 35 millones aunque la idea del Milán es no venderlo porque para el entrenador Marco Giampaolo es pieza indispensable. 

Uno de los posibles destinos de André Silva es el propio Valencia, club con el que Jorge Mendes tiene una gran relación. Eso provocaría el efecto dominó y el cambio de piezas: él al Valencia, Rodrigo al Atleti y Correa al Milán. Desde Italia indican, asimismo, que Agustín Jiménez también pudiera reunirse con el Atlético para pedirle que dejen salir a Correa al Milán por una cantidad más cercana a la que pide el club rossonero, los 40 millones, que a lo que quiere, 50 más variables. Un Atleti en que, por cierto, esta tarde también seguía entrenando el hombre con el que Simeone no cuenta: Kalinic.