Competición
  • Vuelta a España
  • Serie A

BARCELONA

Las dos veces que el Barça pensó en fichar a Fabián

No sólo lo pretendió para el filial. Después de su explosión en la campaña 2017-18, el club se planteó su fichaje pero la presencia de Rakitic y Paulinho frenó a Robert.

A sus 23 años, Fabián Ruiz está en el mejor momento de su carrera, que no significa techo. Con un valor de mercado de 50 millones de euros según la web especializada Transfermark, el más alto desde que empezó a jugar al fútbol, acaba de ser elegido MVP del Europeo Sub-21 de Italia, ya ha debutado con la Selección de Robert Moreno y mira a la cara a los mejores centrocampistas jóvenes de Europa.

Fabián, ahora monitorizado por los más grandes, especialmente por el Madrid que se interesó por él en plena Eurocopa, en una maniobra que recordó a los fichajes de Illarramendi e Isco tras el triunfo de España Sub-21 en Israel en 2013, ha sido pretendido dos veces por el Barcelona. La primera fue en el verano de 2017, cuando el jugador fue tentado por el filial azulgrana. Aquí las versiones difieren. Mientras el ex entrenador del Betis, Quique Setién, asegura que fue él quien frenó la marcha de Fabián por un millón de euros, Lorenzo Serra Ferrer, ex director deportivo verdiblanco que también está fuera ya del club de las trece barras, desveló una conversación con Pep Segura en la que le manifestó la negativa del Betis a cederlo: "Le dije que al filial no iba a ir y que si querían hacer una oferta para el primer equipo la estudiaríamos porque el jugador iba a hacer la pretemporada con el primer equipo nuestro porque el entrenador (Quique) no le conocía".

El Barça descartó a Fabián pero le siguió los pasos. Es ahí cuando aparece Robert Fernández, a quien el estilo del futbolista seducía hasta el punto de que se planteó seriamente la posibilidad de incorporarlo en el verano de 2018. Fabián, que ya había impresionado en un espectacular derbi ante el Sevilla (3-5), renovó su contrato en enero de 2018. Su cláusula se duplicó entonces. Pasó de 15 a 30 millones. Las condiciones del jugador convencían a Robert y a Pep Segura. Sin embargo, el club descartó atacar finalmente su incorporación porque entendía que con jugadores como Busquets, Rakitic o el mismo Paulinho (por entonces no se planteaba su marcha en el verano de 2018), y pese a que el perfil no era exactamente el mismo, esa posición ya estaba cubierta. El único que se atrevió a dar el paso aquel verano fue el Nápoles de Ancelotti, que hoy tiene a uno de los centrocampistas más cotizados de Europa y que lo ha declarado a todas luces intransferible. Fabián tiene dos partidos para medirse a la brutal nómina de centrocampistasdel Barça que le dejaron sin sitio, entre ellos uno nuevo, Frenkie de Jong, que le ha costado 86 millones (variables incluidas) al club azulgrana.