ALMERÍA

La plantilla viaja desde Marbella para reunirse con el jeque

Al-Sheikh conversa con jugadores, cuerpo técnico saliente y empleados del club. Óscar Fernández sólo podrá entrenar en España en Primera.

Turki Al-Sheikh tras salir de firmar la compra de la UD.Almeria ayer.
Ricardo García EFE

Si hasta el comienzo del presente mes en Almería se respiraba más tranquilidad que nunca, la jornada de este sábado ha vuelto a ser frenética en un club que estaba acostumbrado a la familiaridad y no a la opulencia de Turki Al-Sheikh. El nuevo propietario rojiblanco se ha reunido hoy con el plantel almeriense después de suspender la concentración.

A pesar de que los rojiblancos tenían previsto estar concentrados en tierras malagueñas hasta mañana domingo, cuando tenían previsto disputar un amistoso en el Estadio Municipal de Marbella ante el cuadro marbellí, finalmente la concentración quedó suspendida para verse las caras con el jeque saudí con la intención de que éste le explicase el nuevo proyecto.

Los jugadores estaban citados a las 12:00 horas en las instalaciones del Estadio Mediterráneo, sin aparecer el jeque. Así, se marcharon a Almerimar, donde está alojado Turki Al-Sheikh, en el curioso autocar del equipo, mientras que el cuerpo técnico y empleados del club fueron en vehículos particulares. Quien no estuvo fue Álvaro Giménez, que saldrá en las próximas horas.

En Almerimar fueron apareciendo los jugadores. El billonario saudí volvió a demostrar que la puntualidad no es su fuerte y que es un amante de las redes sociales, puesto que mientras esperaban los futbolistas rojiblancos, él subía a internet fotos de distintos periódicos anunciando su llegada a Almería.

La situación tuvo más surrealismo que el largometraje 'Un perro andaluz', con estampas difícil de olvidar: la mayoría de las caras eran un auténtico poema, Óscar Fernández y su representante conversaban en un jardín interior, René e Ibán Andrés hacían lo propio en una terraza... Los primeros en marcharse de las instalaciones ejidenses fueron los jugadores, lógicamente con caras largas, mientras que más tarde salió el cuerpo técnico.

Entre todos los presentes reinó la ley del silencio. Lorena García, hija de Alfonso, espetó un "no puedo hablar", misma frase que utilizaron diferentes integrantes de la reunión. De hecho, el propio club no se ha pronunciado sobre las intenciones del nuevo dueño de la UD Almería, que salió en torno a las 17:00 horas rumbo al aeropuerto de Almería.

El equipo rojiblanco descansa hasta el lunes, suspendiéndose ese amistoso ante el Marbella. Precisamente la entidad marbellí ha sacado un comunicado en el que muestra su malestar por las formas de la UDA. "La UD Almería abandonó la concentración de Marbella sin previo aviso y a día de hoy nuestro club sigue sin tener explicación alguna por parte de la entidad almeriense. Por ello, y por incumplimiento de contrato, el Marbella Fútbol Club tomará las medidas pertinentes", se puede leer en el comunicado.

El propio lunes la plantilla comenzará los entrenamientos con el nuevo entrenador, Pedro Emanuel, que ya conoce a su nueva plantilla, ya que también estuvo en la reunión (junto a Darío Drudi) antes de marcharse al Mediterráneo sobre las 18:00 horas. El técnico angoleño-portugués contará con su propio cuerpo técnico en aventura en tierras almerienses. Ya sea por dimisión o por cesión, Óscar Fernández sólo podrá entrenar esta temporada en España en Primera División, puesto que si la licencia federativa está admitida (algo que no ocurrió con Francisco en el Córdoba), únicamente puede entrenar en categoría superior o distinta federación de otro país.