Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
Finalizado

PSG 2 - RENNES 1

El PSG, sin Neymar, remonta y levanta la Supercopa francesa

Mbappé y Di María certificaron la remontada. Neymar no jugó por sanción. Debutaron Herrera y Sarabia en partido oficial. El PSG consigue su séptima Supercopa consecutiva.

El PSG tuvo que remontar para conseguir el primer título de la temporada, segundo de la era Tuchel. No fue sencillo ya que el Stade Rennais se adelantó en el marcador y planteó un partido de ritmo muy lento en el que se echó de menos a Neymar -sancionado- y que mostró algunas carencias del PSG con el balón

Tuchel salió con un 4-3-3 para el Trophée des Champions. La principal novedad fue la presencia de Marquinhos en el once, recién incorporado de la Copa América que jugó en la posición de medio centro defensivo. El alemán ya había utilizado en esa posición a Marquinhos la temporada pasada en los octavos de final de la Champions League contra el Manchester United. Sarabia, Ander Herrera y Bernat fueron jugaron desde el inicio del partido.

Enfrente el Rennes, equipo que ha jugado el torneo tras haber ganado la final de la Coupe de France precisamente ante el PSG y que ha resultado un duro hueso de roer. Stephan innovó con un sistema de tres centrales para impedir a Mbappé tener espacios y el equipo replegó en transición defensiva en un 5-3-2 que tenía como principal objetivo cerrar los pasillos interiores.

Lo que no esperaba el Rennes era adelantarse pronto en el marcador. Un buen centro de Bourigeaud precedió al gol de Hunou, que se anticipó a Kehrer y batió a Aréola. Fue un aviso fugaz pues, tras el gol, el equipo bretón se cerró en su campo y cedió la iniciativa al PSG. Los parisinos echaron de menos a Neymar y encontraron muchos problemas para superar líneas durante toda la primera mitad.

El que sí supo leer el partido fue Sarabia. Con Verratti demostrando que rinde mas en la base de la jugada que de volante en campo rival, el ex del Sevilla trazó varios desmarques para generar espacios a sus compañeros. Fue un incordio constante y los mejores minutos del PSG en la primera mitad llegaron de sus botas, a pesar de no generar demasiado peligro en la portería de Tomas Koubek.

La segunda parte fue otra historia ya que el PSG fue imponiéndose en físico a su rival. En el minuto 57, Marquinhos, que pasaba inadvertido, encontró en largo a Sarabia y éste asistió a Mbappé, y ello reflejo del buen partido del español, indetectable durante los 90 minutos con sus movimientos sin balón.

Con el Stade Rennais en su campo sin poder salir, el PSG encontró el segundo gol gracias a un magnífico remate de falta de Di María. El balón golpeado con efecto fue imparable para Koubek, estando la pelota en la red cuando quiso reaccionar. Tras el 2-1, el Stade Rennais se animó con la entrada de Romain Del Castillo y tuvo varias llegadas que pusieron en apuros al PSG, especialmente cuando al alemán Kehrer entraba en acción, que se le hizo grande el partido y será difícil que cuente con minutos para ser titular tras el rendimiento de hoy . Victoria sufrida que le da al PSG moral de cara al inicio de la Ligue 1, con partido el domingo 11 de agosto ante el Nîmes.