Competición
  • Vuelta a España
  • Serie A

BARCELONA

El Barça aún tiene un desfase de 90 millones de euros

Pese al traspaso de Malcom, el desequilibrio económico azulgrana sólo se resolverá con la venta de Coutinho. El club ya ha sobrepasado en 20M€ el gasto en fichajes.

La caja del Barça está tiritando. Al menos, hasta que venda a Philippe Coutinho. Pese a la buena inyección del traspaso de Malcom al Zenit, 40 millones (más cinco en variables), al club azulgrana siguen sin salirle las cuentas. Ha gastado 237 millones de euros en los fichajes. A saber, 120 en Griezmann, 75 en De Jong (que llegarán a 86 con las variables), 26 en Neto, 12 en Emerson (que es jugador del Betis en este momento) y 4 por la recompra de Cucurella. Por su parte, ha ingresado 146,4 millones: 40 por Malcom, 35 por Cillessen, 25 por André Gomes, 21 por Alcácer, 12,9 por Denis, 2,5 por Cardona, 2 por Cucurella (el Eibar pagó por su compra antes de la recompra), 2 por Palencia y 6 que pone el Betis por tener a Emerson la próxima.

El desfase, de 90,6 millones de euros, sólo se solventará con la venta de Philippe Coutinho. Pero sobre todo condiciona la operación Neymar, para la que el Barça no tiene dinero. Desde que Josep Maria Bartomeu entró en el cargo, el club azulgrana ha insistido en que maneja un presupuesto de 60-70 millones de euros para fichar cada verano, aunque puede permitirse hacer excepciones. Esos 70 millones ya estarían comprometidos por este desfase de 90 millones de euros que le impediría atacar el fichaje de Neymar. Es obvio que la única manera en la que el Barça puede conseguir el regreso del brasileño es incluyendo jugadores en la operación. Cualquier otra opción sería poner en serio riesgo la viabilidad económica del club.

Una venta de Coutinho por 100-120 millones de euros sí permitiría que el Barça manejase un colchón de entre 80 y 100 millones de euros para intentar atacar el fichaje del brasileño..., con la salvedad de que el club tiene que cerrar también el fichaje de un lateral izquierdo, preferentemente Junior, aunque ese gasto podrá equilibrarlo con la venta de Rafinha. En esos márgenes se moverá el club en lo que queda de verano. Los movimientos que quedan parecen contados.