Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A

LALIGA

Gil Marín: "El fútbol profesional debe gestionarlo LaLiga"

Gil Marín explica a AS el efecto de cambiar las fechas: "No puedo entender que se pretenda forzar el incumplimiento de acuerdos ya alcanzados".

Miguel Ángel Gil Marín
ALBERTO SAENZ MOLINA DIARIO AS

¿Con quién está usted, con LaLiga o la Federación?

Yo estoy con el Atlético, con el fútbol como deporte y como industria, y con el orden establecido que nos da la estabilidad necesaria para seguir creciendo.

¿Qué opina de la decisión que ha tomado la Federación sobre las fechas y horarios de LaLiga?

Puedo comprender que la Federación quiera recuperar el terreno perdido durante la época anterior, donde la pasividad de la Federación y el exceso de actividad de LaLiga permitieron que se pudieran confundir competencias. También puedo entender que la Federación, con su presidente a la cabeza, quiera mostrar al resto de actores de este sector que ha llegado un nuevo equipo gestor que quiere cambiar no solamente la organización interna del ente federativo, formatos de competiciones como la Copa y la Supercopa en fútbol masculino y Liga, Copa y Supercopa en fútbol femenino, así como estatutos de la Federación tendentes a marcar territorios y cotas de poder, en definitiva, que quiere mostrar una imagen distinta de la Federación. Pero lo que no puedo comprender es que se pretenda forzar el incumplimiento de acuerdos alcanzados con el beneplácito de la propia Federación, en concreto los alcanzados por LaLiga con operadores audiovisuales aprobados en el seno del órgano de control audiovisual, órgano creado de acuerdo al Real Decreto de 2015, y, lo que es peor, que no se respeten las bases para la adjudicación de los derechos de televisión en el presente trienio. La competencia en materia de gestión y comercialización de nuestra competición, que incluye la fijación de días y horarios, es de LaLiga desde 1990; es nuestra, de LaLiga.

¿La Federación no se mostró en contra cuando se vendieron los derechos audiovisuales en esas condiciones?

La Federación es miembro del Órgano de Control de Derechos Audiovisuales, y cuando LaLiga, de acuerdo a lo aprobado en dicho órgano, acordó adjudicar una serie de paquetes audiovisuales a distintos operadores tanto nacionales como internacionales, lo hizo con el conocimiento y consentimiento de la Federación. Esos paquetes contemplan unos horarios de explotación que permiten a los operadores decidir horarios y días para los diferentes partidos de cada jornada. Por tanto, ahora no se puede plantear una modificación que genera desconfianza e incertidumbre en nuestro sector. No transmite una imagen de seriedad que, después de firmar un acuerdo, se eliminen dos de los cuatro días posibles para las retransmisiones, y en uno de ellos, el domingo, se prohíba ofrecer partidos entre la franja de las 13:00 a las 17:00 horas con el pretexto de la protección al fútbol amateur, lo que obliga ineludiblemente a solapar varios partidos de la jornada entre sábado y domingo.

¿Qué consecuencias puede tener esta decisión para los clubes?

Parece obvio que esta limitación y la consiguiente coincidencia de partidos provoca un grave problema en la comercialización de los partidos de cada jornada, lo que ha motivado propuestas, por parte de los operadores audiovisuales, de reducir las cantidades pactadas. Para los clubes de Primera y Segunda que hemos aprobado un presupuesto contando con un ingreso audiovisual garantizado, como es el firmado entre LaLiga y los distintos operadores, el hecho de que puedan reducirnos el ingreso previsto compromete el cumplimiento de nuestras obligaciones con terceros, especialmente con jugadores, técnicos y clubes.

¿Cuál cree que debe ser la postura de los clubes ante este conflicto?

Los clubes nos encontramos ante una tesitura difícil de resolver. Somos como una familia de hermanos con un padre y una madre (Federación y LaLiga) cuyas desavenencias alteran nuestra estabilidad y comprometen nuestro crecimiento. Y lo peor de todo es que estamos consintiendo que sea un tercero (un juez) quien decida a quién corresponde nuestra patria potestad (la titularidad de nuestros derechos y la gestión de los mismos). Siguiendo este símil, creo que es el momento de que seamos nosotros, los hermanos (los clubes), quienes decidamos con quién queremos estar y quién debe ayudarnos a crecer.

¿Cómo considera que debe ser el reparto de competencias en el fútbol español?

El fútbol profesional debe estar gestionado por LaLiga, y el amateur y las Selecciones por la Federación. El fútbol profesional ya no es sólo un deporte, es una industria, y como tal, debe ser tutelada y gestionada por la patronal, aunque esté vinculada reglamentariamente a la Federación. Ese vínculo se debe regular a través de un Convenio de Coordinación, Convenio firmado hace escasos días que dejó demasiadas puertas abiertas, puertas que todas ellas conducen inexorablemente a los juzgados. El crecimiento económico de los clubes, los miles de puestos de trabajo, los más de 1.500 millones de impuestos que genera el sector, no pueden estar en entredicho por una guerra absurda de competencias. Cada parte debe hacer lo suyo y dejar a la otra tranquila. Sólo desde la cohesión de Liga y Federación podremos seguir garantizando a nuestros aficionados que continuarán disfrutando de la mejor liga del mundo, y al Estado que seguiremos contribuyendo, con nuestros impuestos y los puestos de trabajo que generamos, al crecimiento del país.