Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank

ATHLETIC

Muniain: 10 años del 10 del Athletic

Hoy se cumple una década del debut del punta de la Txantrea, que se hizo león en un partido de previa de Europa League ante el Young Boys, con Caparrós.

Muniain: 10 años del 10 del Athletic
JUAN FLOR DIARIO AS

Iker Muniain llega a una cifra redonda que muchos futbolistas alcanzan entrada la treintena. Pero él la sostiene con 26 años. Lleva a sus espaldas ya 10 años en la primera plantilla del Athletic, que empieza a contar cuando Joaquín Caparrós decidió darle la alternativa en 2009 ante el Young Boys suizo en la tercera ronda previa de la Europa League en San Mamés. Con su aspecto de chico revoltoso, salió con la bendición habitual del campo a los chicos que vienen de abajo y el idilio se conserva dos lustros más tarde. Salió por Toquero, un ídolo para la gente de Bilbao por su tesón. Llevaba el dorsal 27, ahora porta el preciado 10.

Aquel 30 de julio de 2009, el punta de la Txantrea se convirtió, con 16 años, 7 meses y 11 días, en el futbolista más joven en debutar con el club rojiblanco. "Es un número redondo, una fecha bonita, y espero que sea un buen año y celebrarlo con cosas buenas", señalaba Muniain hace mes y medio tras arrancar la pretemporada en Lezama. No frenó ahí sus hitos de precocidad, ya que en el choque de vuelta en Suiza, el 7 de agosto de 2009, anotó su primer tanto como león, que valió una clasificación en un partido que se estaba poniendo muy feo.

En este tiempo, le ha dado para sumar 385 partidos oficiales con el primer equipo rojiblanco, en los que ha marcado 54 goles: 290 de LaLiga (40 goles), 34 de Copa (4), 54 de Europa League (9) y 7 de Champions League (1). En la clasificación de más partidos jugados con el Athletic, Muniain se encuentra empatado ahora mismo con Óscar de Marcos y Mikel San José en el puesto 21. Unos números que se podían haber agigantado si no llega a ser por las dos graves lesiones de rodilla que sufrió, pero que le han hecho mucho más duro. En la Sub-21 batió casi todos los registros de permanencia. Y para marcar una nueva era en la entidad, ya que en diciembre de 2018 firmó una renovación sin cláusula de rescisión, una materia que quería dejar para la posteridad el presidente Urrutia. Luego le siguieron otros.

Iker aterrizó en Lezama en 2005, con 12 años, procedente de la Txantrea, con una gran capacidad para irse en el uno contra uno. Con 14 años firmó su primer contrato cómo profesional y Joaquín Caparrós se lo llevo a Isla Canela para realizar la pretemporada con los mayores. Amorebieta le acogió casi como su tutor y ahora es él, ya en plena madurez casado y con una hija a su cargo, el que lleva a cabo esa misión. "Cuando me paro a pensar, veo que el tiempo pasa muy rápido. Es tiempo para aprender y tener experiencia. Mi objetivo es prepararme cada día para aguantar el máximo tiempo posible. Ojalá sean otros 10 más", expone. Con Caparrós, Bielsa, Valverde, Ziganda, Berizzo y Garitano, ha sido indiscutible, aunque la presencia de Raúl García le ha alejado de la mediapunta, el lugar donde más disfruta. Ahora, con solo 26 años, es capitán y ejemplo para las generaciones que vienen empujando desde abajo.

Iker recuerda su debut como "un momento muy bonito"

Iker Muniain que, a pesar de la derrota, el de su primer partido como profesional fue "un momento muy bonito".

Muniain (Pamplona, 19-12-1992) debutó con 16 años en la ida de una eliminatoria previa de Liga Europa ante el Young Boys suizo en el que su equipo cayó derrotado.

"Es uno de los momentos más importantes, el momento que empieza mi carrera profesional. Lo habré visto un millón de veces en mi casa y se me ponen los pelos de punta. Es un recuerdo muy bonito de ese día a pesar de que no logramos al victoria (0-1)", rememora el de la Txantrea en un reportaje distribuido por el club vasco a través de sus canales de información.

El delantero navarro recordó que cundo llegó al primer equipo, "en el vestuario había jugadores mucho más mayores" que le "acogieron de maravilla". "Entre todos me ayudaron a llevar la situación", se felicitó el pequeño extremos internacional, quien cree que "ahora te das cuenta de que el tiempo pasa muy deprisa y que momentos como ese hay que saberlos disfrutar".

Muniain apuntó también la "gran relación" que mantiene con Oscar de Marcos, tres años mayor y que debutó la semana siguiente el choque de vuelta en Suiza. "Con De Marcos tengo una gran relación, llevamos muchos años juntos y esperemos que sean muchos más", deseó.

Precisamente en ese choque, Muniain marcó el 1-2, el gol que dio la vuelta a una eliminatoria que el Athletic logró remontar. "Marcar ese gol un regalo de Dios, cuando marqué se me abrió como el paraíso", recordó el tanto, surgido de un balón suelto en el área tras un córner.

"Me gusta meterme en esos espacios donde caen los balones muertos", apuntó un detalle más futbolístico el este año por primera primer vez capitán del conjunto rojiblanco.

"Fue increíble poder meter ese gol, ojalá siga habiendo momentos tan emocionantes como ese y muchos años con esta camiseta para la alegría de la gente y ojalá podamos conseguir cosas bonitas en este club", resumió sus sentimientos y sus intenciones de cara al futuro de un Muniain que solo tiene 26 años a pesar de que hoy, 30 de julio, se cumplen 10' años de su debut como jugador profesional.