Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga SmartBank
Girona Girona GIR

-

Lugo Lugo LUG

-

Liga Endesa ACB
Movistar Estudiantes EST

-

Casademont Zaragoza ZAR

-

Monbus Obradoiro OBR

-

Coosur Real Betis BET

-

Kirolbet Baskonia BAS

-

Joventut Badalona JOV

-

Liga Holandesa
Vitesse Vitesse VIT

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

Waalwijk Waalwijk WAA

-

Heerenveen Heerenveen HEE

-

Groningen Groningen GRO

-

Utrecht Utrecht UTR

-

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

Heracles Heracles HCL

-

RAYO VALLECANO

Fallece Rafael Sanjuán, el abonado número 1 del Rayo

El vallecano cumplió 95 años, los mismos que su amado equipo, el pasado mes de enero y ha fallecido en la tarde de este jueves en el Hospital Virgen de la Torre. Todo el rayismo llora su pérdida.

Rafael Sanjuán, en su 95 cumpleaños.
@RayoVallecano

El rayismo está de luto. El abonado número 1 del club franjirrojo, Rafael Sanjuán, ha fallecido en la tarde de este jueves en el Hospital Virgen de la Torre de Villa de Vallecas, tal y como informó Vallecasweb. Se trataba de un hombre muy querido por la afición, que llora su pérdida y le ha dedicado emotivos mensajes en las Redes Sociales nada más conocerse la noticia. Su capilla ardiente se instalará el viernes en el Tanatorio de la M-30 y se abrirá a partir de las 12:00.

Rafael Sanjuán tenía 95 años, los mismos que su Rayo. Precisamente, el día de su cumpleaños, el estadio de Vallecas le rindió homenaje durante el partido contra la Real Sociedad, cuando su imagen apareció en el videomarcador y la grada se deshizo en aplausos. Su vida siempre estuvo marcada por la Franja. Nació en Vallecas, vivió en la calle Monte Perdido (cerca del campo de Las Erillas) y su familia tuvo una gran relación con Doña Prudencia Priego y la familia Huerta.

Tanto Rafael como sus hermanos Fernando, Antonio y Nicolás fueron unos rayistas de pro. Él se hizo abonado por primera vez en 1946 y sus hermanos ostentaron diferentes cargos en el club a lo largo de la historia. Una pasión que ha pasado de generación en generación. La hija de Rafael, Antonia, también es abonada. Ella ha heredado su amor por la Franja, esa misma que hoy le dice adiós con un nudo en la garganta y lágrimas en los ojos. Se va un pedacito del Rayo y del barrio.