Finalizado

VALENCIA

La pareja Maxi-Rodrigo ya golea

El charrúa se estrena como goleador del Valencia en el triunfo por 0-3 ante el Sion.

La pareja Maxi-Rodrigo ya golea
VALENCIA CF

Dice Maxi Gómez que se enfada cuando no marca, pues por mera lógica de la estadía en Crans Montana regresó feliz. El uruguayo tan solo necesitó de 34 minutos, entre los que jugó contra el Mónaco y los que habían transcurrido del partido ante el Sion, para estrenarse como goleador del Valencia. Su gol en el Stade de Tourbillon le define como lo que es y por lo que le han fichado: gol de cazador de área; desmarque y sutil golpeo de primeras con la derecha.

El gol de Maxi Gómez no fue el único ni tampoco lo mejor del partido en Sion. Rodrigo Moreno, que había estrellado un palón al travesaño, firmó otro más con la camiseta del Valencia, éste por debajo de las piernas del portero. Obviamente Marcelino desea que el de Suiza no sea su último de Rodrigo por Mestalla y, por lo que cuentan unos y otros entre bastidores, tiene pinta de que no lo será.

Bueno es que los delanteros afinen puntería, como también que los chavales aprovechen las oportunidades que los veranos les blindan. Caso de Salva Ruiz, que ha vuelto para quedarse -la coyuntura invita a ello- y asistió a Rodrigo en el 0-2. Pero, por encima de los tres nombres mencionados, el mejor fue Fran Villalba, que estuvo en todas las ocasiones de peligro. A Fran se le ve que la cesión en Numancia le vino de perlas -tomen nota otros- y este año aún no, pero si no se tuerce ni desboca, seguro algún día tendrá cabida en el Valencia.

Marcelino, tras el descanso, sacó un once nuevo. Bueno, no del todo. Diakhaby fue el único que repitió, así recordó automatismos con Gabriel Paulista y también con Ezequiel Garay. Por cierto, se jugaron dos tiempos de solo 40 minutos; todo fuera por poder despegar desde el aeropuerto de Sion -que es militar y cierra con la puesta de sol- y así regresar de inmediato a Valencia tras las estadía en Crans Montana. Dicho sea de paso, tampoco vino mal robarle minutos al bolo porque hacía un calor de agosto en Jaén y además los suizos repartían estopa como si la Champions les fuera en ello.

El Valencia, en la segunda mitad, continuó con su dominio al Sion. Con Gameiro y Manu Vallejo en la punta de lanza y Kang-in Lee y Guedes en las alas. Al portugués le viene bien un verano sin tener que pensar en otra cosa que entrenar. Es su primer pretemporada en tres años y su cuerpo lo agradecerá. Kang-in Lee, por su parte, tiene talento con el balón como pocos, aunque por sus actuaciones en Suiza, difícil que Marcelino cambie de opinión sobre su futuro inmediato. Hubo lugar a un tercer gol, éste del canterano Javi Jiménez, que de cabeza tras un córner certificó el triunfo.