Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

BARCELONA 1-CHELSEA 2

1x1 del Barça: ilusionante debut de Griezmann y De Jong

El francés completó un partido muy intenso y con muy buenas sensaciones; el holandés optó por un rol más cauto y sin apenas hacer ruido en el juego ofensivo.

1x1 del Barça: ilusionante debut de Griezmann y De Jong
Gorka Leiza DIARIO AS

Ter Stegen: En el gol no pudo hacer nada porque acabó totalmente vendido tras un error garrafal de Sergio Busquets. Tuvo una intervención a remate de Pulisic, respondiendo con un despeje poco ortodoxo que estuvo cerca de aprovechar Abraham, errando de forma incomprensible solo ante la meta. Con los pies se desenvolvió sin problemas como es habitual en el alemán.

Oriol Busquets: Valverde no le ayudó en sus primeros minutos como blaugrana esta temporada al ubicarle como lateral derecho cuando su zona de confort es el mediocampo. Sufrió muchísimo ante las incursiones de Pedro y Pulisic. No tiene como mejor virtud la rapidez y tuvo muchos problemas para evitar los ataques del Chelsea, que caían siempre por su banda. Lo pasó muy mal en el campo.

Piqué: Partido correcto del central, que evitó cometer errores de bulto y se mostró muy seguro en la salida de balón. Intentó ayudar en lo que pudo para taponar las vías de agua que se estaban filtrando en la banda derecha del Barça.

Umtiti: El francés estuvo muy acertado a la hora de frustrar los pases entre líneas. Rápido y contundente en sus acciones. Parece que ha llegado para redimirse de un año desastroso. Esperemos que la rodilla le aguante. Recibió un recuerdo por parte de Mount en forma de pisotón.

Alba: Se prodigó más bien poco en ataque. No hay duda de que notó en más de una ocasión la ausencia de su socio indiscutible en estos lares, Leo Messi. Estuvo acertado, pero le faltó un poco más de ambición ofensiva.

Sergio Busquets: Un error suyo le abrió las puertas al Chelsea a abrir el marcador. No estaba haciendo un mal partido, pero esa acción fue tan grave que lastró el resto de su partido. La temporada pasada tuvo varios lapsus que costaron muy caro al equipo. Ha de empezar a espabilarse y ponerse las pilas porque detrás está De Jong.

Sergi Roberto: Partido serio pero sin mayores estridencias el suyo. Valverde le puso como interior derecho, cumpliendo con el expediente. Le faltó un poco de más continuidad en el juego.

Riqui Puig: El más destacado en la primera parte, con acciones de gran mérito que fueron aplaudidas por un público que demostró pocas fases de efusividad. Bien en la continuidad de juego y a la hora de distribuir el juego, de sus botas salieron las jugadas más brillantes, especialmente una con asistencia de tacón incluida a Dembélé.

Dembélé: Una auténtica montaña rusa en el terreno de juego. Capaz de lo mejor y lo peor. Tanta irregularidad acaba desquiciando al equipo y al entrenador, pero la verdad es que nunca se viene abajo, pese a que no le salga prácticamente nada. Siempre que tuvo el balón buscó a su amigo Griezmann, con escasa fortuna. Una pérdida de balón suya estuvo cerca de acabar en gol. Remató entre los tres palos tras una gran combinación con Griezmann.

Griezmann: Jugó como falso 9 en su debut como blaugrana, teniendo serios problemas al principio para conectar con el balón. Viendo que el partido iba pasando y seguía sin apenas participar, empezó a buscarse las lentejas yendo al mediocampo a recoger el balón. Dio el susto tras una fuerte entrada que lo dejó estirado en el terreno de juego varios minutos. Realizó combinaciones inteligentes y acciones de gran calidad. Un estreno que invita a soñar, aunque sus compañeros le han de ayudar más, sobre todo un Dembélé más fallón que de costumbre.

Collado: Pecó de cierta timidez en su juego por la banda izquierda. Tanto es así que hasta en más de una ocasión se le vio a Griezmann corrigiendo su posición.

CAMBIOS

Neto: Tuvo dos buenas intervenciones en su estreno bajo los palos, pero no pudo hacer nada en el remate ajustado al palo de Barkley. En todo caso, la defensa no le aportó la seguridad necesaria dentro del área con lagunas muy importantes a la hora de defender. Bien en el juego con los pies.

Semedo: Su participación se vio a cuentagotas. Dibujó un slalom interesante que estuvo a punto de culminar Rafinha en gol, pero el juego del lateral derecho estuvo por debajo de su rendimiento habitual. Se le notó físicamente falto de ritmo todavía.

Todibo: Muy irregular y a veces un tanto despistado tácticamente. Tiene que mesurar mejor sus acciones porque desequilibra el campo cuando enprende acciones en solitario sin mucho sentido. Al menos estuvo atento a los cortes en las transiciones.

Lenglet: Lució muy poco en su juego, con muchos problemas para poner orden en el eje central. Sufrió mucho en los balones que colgaban en el área.

Guillem Jaime: Un caso similar al de Oriol Busquets. Se trata de un jugador diestro y Valverde le ubicó en la banda izquierda. Estuvo tragando sapos durante 45 minutos.

De Jong: En su estreno en el Barcelona se ubicó donde todo el mundo espera que se acabe consolidando en el futuro: pivote defensivo. Sin embargo, el ex jugador del Ajax asumió un rol excesivamente cauto y apenas intervino en dinámicas de ataque. Un inicio correcto, pero de una estrella como Frenkie uno se espera siempre un poco más. No perdió ningún balón y apenas falló un pase.

Rakitic: Marcó un gran gol desde fuera del área que entró por toda la escuadra. Un gol que al menos sirvió para dulcificar el resultado final. El croata en todo caso tampoco es que hiciera un gran partido. Hasta el gol había cumplido con el guion sin más.

Aleñá: Interesante entrada en el campo del centrocampista de Mataró. Intenso y con ganas de agradar. Le faltó un poco más de regularidad en todo el tiempo que estuvo en el terreno de juego, pero rayó a un buen nivel.

Malcom: Muy poco participativo al jugar muy colgado como extremo derecho. En todo caso, de sus botas salió el pase a Rakitic para que desde la frontal del área batiera a Kepa.

Rafinha: El mejor de la segunda parte con diferencia y si te descuidas de todo el encuentro. Jugó como falso 9. Desde el primer momento que entró se le vio en estado de gracia, dibujando regates imposibles y jugadas de genio. Estuvo muy cerca de batir a Kepa con un remate certero y duro, pero quizás demasiado centrado. Desequilibrante e incisivo en su juego dio mordiente al equipo.

Carles Pérez: Empezó como un torbellino, partiendo desde la banda derecha y buscando sin cesar la portería de Kepa. Sin embargo tanta verticalidad la acabó pagando caro porque acabó desgastado y con síntomas de cansancio. En todo caso, encomiable la forma de afrontar un partido, con mucha ambición y orgullo.