Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Copa Libertadores
  • Liga Portuguesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Bundesliga
Copa Libertadores
Liga Portuguesa

ALAVÉS

Vigaray se ha comprometido cuatro años con el Zaragoza

El lateral rechazó una oferta de renovación. En su despedida, vía 'Twitter', dijo que "pongo fin a mi etapa como jugador del Alavés. Ha sido un orgullo formar parte de este gran grupo".

Vigaray se ha comprometido cuatro años con el Zaragoza
EDDY KELELE DIARIO AS

Carlos Vigaray rechazó una oferta de renovación con el Alavés y jugará en segunda con el  Zaragoza. En su despedida, vía Twitter, dijo que " Antes de iniciar una nueva aventura, quería despedirme de todos vosotros, querida familia albiazul. Ha sido un orgullo formar parte de este gran grupo durante todos estos años. Nunca olvidaré los grandes momentos que hemos vivido, como aquella final de la Copa del Rey. Quiero agradecer a mis compañeros y, sobre todo, a vosotros, afición, el cariño que me habéis mostrado desde el primer día. Gracias a todos".

El también alavesista Alex Blanco jugará, asimismo, con los maños. Carlos Vigaray tenía una oferta del Alavés para continuar en Vitoria. Era el único jugador que terminaba contrato en junio de 2019. Las lesiones le han pasado factura y no ha podido rendir en Vitoria como era de desear. Al igual que su compañero Alex Blanco hace las maletas rumbo al Real Zaragoza. El club maño lo hizo ayer oficial y ahora tendrá que incorporarse a la pretemporada. Vigaray llegó hace tres años a Vitoria como lateral derecho. Hizo buenas migas con Alexis Ruano y Theo Hernández. Eran inseparables e incluso programaron las vacaciones en Andalucía juntos. Pasaron varias semanas en Marbella. Pero Alexis se fue a Arabia Saudí y Theo regresó al Real Madrid. Aquel Alavés de Pellegrino libró la permanencia con solvencia y jugó la final de la Copa del Rey contra el Barcelona en el Calderón.

Arrancó su segunda temporada en Vitoria pero se lesionó en el partido liguero de Getafe. Lo que inicialmente se diagnosticó como un golpe en la rodilla degeneró en un edema óseo y Vigaray se pasó varios meses en el dique seco. Se recuperaba y recaía continuamente pero siempre demostró un gran corazón y un envidiable estado de ánimo. Al menos públicamente, que seguro que la procesión iba por dentro. Reapareció la pasada temporada en un triangular ante la Real Sociedad y el Sochaux-Montbeliard francés.

A pesar de su calvario, Vigaray nunca ha dicho una palabra más alta que otra pero su presencia en los equipos ha sido mínima en favor de jugadores como Martín o Ximo Navarro. Sí fue cogiendo minutos en la recta final de la temporada cuando el Alavés de Abelardo estaba ya matemáticamente salvado. Ahora quiere hacer borrón y cuenta nueva y probar suerte en otro proyecto deportivo como el maño. Deja un magnífico sabor de boca en la capital alavesa a pesar de no poder haber mostrado su nivel real. Tiene un físico envidiable y aún le quedan muchas cosas por demostrar.