ATLÉTICO

Primer madrugón del Atlético en San Rafael... y debut de la rampa

Sesión a las 07:45 en el campo de fútbol para la primera triple sesión de la estadía. Ausencias de Savic, Sanabria, Oblak y Adán, con entrenamiento individualizado y alternativo preventivo.

Diego Costa, Joao Félix y Correa, en la 'temida' cuesta del Profe en San Rafael.
DANI SANCHEZ DIARIO AS

No había demasiadas caras sueño a pesar del madrugón. Era el primero del Atlético en la estadía de dos semanas en Los Ángeles de San Rafael, el tercero desde que el autobús vinilado del equipo aparcaba en la puerta del hotel Sierra Segovia. Los cuerpos de los jugadores se van habituando al ritmo, al cansancio, a las agujetas, mientras Simeone y el 'Profe' Ortega mueven sus probetas en la búsqueda de su propia piedra filosofal: la ausencia de lesiones musculares que lastren al equipo, como ocurrió la temporada pasada. Como entonces, como siempre en otras pretemporadas, el martes es día de triple sesión: la física en el campo 2 de fútbol (donde esta mañana se entrenó), el gimnasio a media mañana y con balón por la tarde en el campo 1. Un completo que esta mañana tuvo una invitada especial (La Cuesta) y cuatro ausencias: las de Savic y Sanabria de jugadores de campo y las de Adán y Oblak con Pablo Vercellone en el trabajo en la portería.

Los cuatro, según informó el club, realizaban entrenamiento individualizado y alternativo de carácter preventivo. Serán habituales estos en la pretemporada, añadieron. Cuatro 'estaciones' (así llama el 'Profe' a cada uno de los ejercicios que la plantilla va realizando en grupos) se repartían por la hierba. Se trabajó la defensa (con Simeone en un grito, "meté la pierna, metela", y especialmente encima de dos jugadores, los dos nuevos, Saponjic y Lodi), velocidad estática y 'rompimiento' (palabra del 'Profe') con definición. Además de La Cuesta, claro, la tremenda cuesta. 

FUTBOL 19/20Simeone, muy encima de Saponjic en la sesión de esta mañana del Atlético.

Clase particular del Cholo a Lodi

Destacaron sobre ella Marcos Llorente y Correa. Con un 30% de desnivel y 50 metros de longitud, los futbolistas debían subirla a máxima velocidad... Y tres veces. Los primeros en probarla fueron, cómo no, Koke y Saúl, las referencias de este Atleti que viene. Y por ella fueron pasando todos los jugadores. Simeone, mientras, intensísisimo, muy encima de cada ejercicio, jugador, no perdía ojo de la estación del 'rompimiento' con definición. Muy encima de Lemar, como antes, durante unos ejercicios defensivos, había estado sobre Lodi: le hizo repetir tres veces un movimiento sobre Correa, para enseñarle a defender. Tenía en su plantilla al mejor maestro posible para el lateral izquierdo: Filipe Luis, un ejemplo para el brasileño recién llegado, que acabó su contrato el 30 de junio y que en los próximos días podría resolver su futuro. Para Lodi, que siguiera, sería un regalo. Nadie mejor para aprender eso que Simeone le enseña como Fili, quien por cierto acaba de proclamarse campeón de la Copa América con Brasil. Son muchos los nuevos y la exigencia sigue intacta: que de este San Rafael emerja otro de tantos Atleti del Cholo. Rocoso, sólido, temible.