MUNDIAL FRANCIA (F)

En el Mundial de Francia se ha usado el VAR más que en Rusia

Pierluiggi Collina dio a conocer el informe de los primeros 44 partidos de la competición. Se usó el VAR cada 1,53 partidos, mientras que en Rusia fueron cada 3,20 partidos

Pierluiggi Colina durante la conferencia con la prensa.
FRANCK FIFE AFP

El uso del VAR sigue dando qué hablar. Las críticas continúan llegando a pesar de contar con el videoarbitraje y aún hay polémicas. Pierluiggi Collina, presidente del Comité de Árbitros de la FIFA, hizo un balance de los primeros 44 partidos que se han disputado hasta ahora en el Mundial de Francia y se mostró contento con los resultados obtenidos hasta el momento. La tecnología cada día se usa más y el máximo responsable explicó que eso se debe a que los colegiados están más habituados: "No podemos considerar que la Copa Mundial Femenina es un experimento en este punto de vista", aseguró. En Francia, el VAR se ha usado casi tres veces más que en Rusia, pero para el exárbitro italino "En Rusia, todos reconocieron que el VAR fue un éxito, queríamos mejorar esta tecnología con nuevas reglas que se aplican también en la Eurocopa 21, la Copa América o la Copa Africana de Naciones". Las polémicas sobre los porteros en los lanzamientos de penaltis, la reacción de Camerún o el último penalti pitado a España contra Estados Unidos siguen levantando polémica a pesar del uso del vídeo. "El videoarbitraje se usa en muchos otros deportes, como voleibol o baloncesto, pero en el fútbol hay un factor de interpretación y cada árbitro puede interpretarlo de una manera", sentenció.

"En los partidos con el VAR, si la tecnología nos permite ver un error, no podemos ignorarlo. Si un jugador marca un gol en una posición de fuera de juego, no importa si está a 20 cm o a dos, está fuera de juego, y no hay fuera de juego grande o pequeño" explicó. El VAR está siendo uno de los grandes protagonistas de este Mundial y en los números se nota. En Francia, se han revisado 441 incidentes en 44 partidos, 29 de ellos han sido chequeados por el VAR. Es decir, que se han hecho revisiones 1,52 veces por partido. De las 29 intervenciones del VAR, en 25 se cambió de decisión, mientras que en cuatro se confirmó la decisión que había tomado el árbitro principal. Lejos están los números del VAR en Rusia, donde no tuvo tanto protagonismo y, de hecho, se echó en falta alguna revisión. Allí se chequearon en el VAR 20 acciones en los 64 partidos disputados, es decir, se usó cada 3,2 partidos. De esas 20 acciones en 17 se cambió de decisión en tres se confirmó. En Francia las árbitras han ido a la pantalla a revisar alguna acción en 22 ocasiones con 18 cambios de decisión y cuatro confirmaciones, como el segundo penalti de España a Estados Unidos. Sólo en siete ocasiones se ha revisado la acción únicamente en la sala de VAR y en todas se ha cambiado la decisión.

El VAR en Francia ha revisado 297 incidentes en el área que podría haber sido penaltis, 142 goles y dos errores de identidad. Es decir, se hacen poco más de diez revisiones por partido. Se han pitado 12 penaltis sin asistencia del VAR y once con ella. En cuanto al lanzamiento (uno de los puntos más polémicos) tres tiros desde los once metros tuvieron que ser repetidos y tres no, en los tres que se volvieron a tirar intervino el VAR. En los fuera de juego, en 14 ocasiones los linieres acertaron, en seis intervino el VAR. La tecnología dio cuatro goles anulados y anuló dos que fueron en principio dados. Otra de las grandes polémicas que ha surgido por el uso del VAR es el tiempo que se usa para chequear la jugada. De media cada intervenciónd el VAR dura 58 segundos, mientras que los chequeos de las árbitras en la pantalla se alarga hasta el minuto y medio.

Collina también desveló otro dato importante, aunque hay VAR sigue habiendo errores. Eso sí, se reducen. Sin VAR hubo un 92,51 por ciento de acierto en las decisiones, con el VAR 98,18 por ciento. Se cambiaron 25 decisiones en total y aún así hubo ocho errores, aunque no desvelaron cuales fueron. El VAR no es infalible pero destacó Massimo Busacca que igual que los equipos tienen fallos ellos también, que nadie es perfecto.