Competición
  • Clasificación Eurocopa

ESPANYOL

“La cantera es la historia y la apuesta del Espanyol”

Rufete, director de fútbol profesional del Espanyol, desgranó las líneas maestras del proyecto perico en la ‘Reunión anual del fútbol mexicano’, con atención a Gallego y otros nombres propios.

“La cantera es la historia y la apuesta del Espanyol”
RCD Espanyol

Cantera de futbolistas y también en el banquillo. Así se podría sintetizar el proyecto actual del Espanyol en boca de Francisco Joaquín Pérez Rufete, que en las últimas horas ofreció una conferencia en la ‘Reunión anual del fútbol mexicano’, en Cancún. “Sabemos quiénes somos y a la velocidad que vamos. Todavía tenemos que acelerar un poco el paso”, se fijó el director de fútbol profesional como propósito para el reto que viene en Europa.

“Después de 12 años, volver a las previas de Europa es muy importante para nosotros”, reconoció. Y despachó la salida de Joan Francesc Ferrer ‘Rubi’, a pregunta de uno de los técnicos presentes en la charla: “Hay cosas que no te esperas, pero debemos estar preparados para tomar decisiones. Creo que en 11 meses (el tiempo que lleva en el cargo) hemos generado un patrón al que queremos dar continuidad”. Y así justificó el nombramiento de David Gallego: “El Espanyol es un club que mira mucho a la cantera de jugadores y era el momento de mirar a la cantera de entrenador. David lleva seis años en el club y creemos que es la apuesta más importante hoy, la mejor, para dar continuidad a lo que estamos haciendo”.

En ese sentido, apuntó el director de fútbol profesional que Gallego “estos días está mirando muy bien el equipo y jugadores de mercado para empaparse lo más rápidamente posible”. De todos modos, apuntó, “el entrenador de casa tiene una gran referencia sobre los jugadores que tienes en la academia y sobre la identidad del club, porque lo ha vivido”.

"No quiero modificar la historia, sino aprovecharme de ella"

Y del entrenador a los jugadores, con un mismo plan. “La cantera es la historia del Espanyol”, sentenció Rufete, quien lo argumentó: “Es una barbaridad la cantidad de chicos que han crecido en casa y que han jugado en el Espanyol. Se ha invertido muchísimo dinero en los últimos cinco o siete años, aunque a nivel de infraestructuras vamos un poco por detrás; hay cinco o seis equipos de Primera que tienen proyectos muy importantes de ciudades deportivas”.

Sin tiempo para más lamentos, avanzó: “Como club, la cantera va a ser nuestra apuesta. Intentamos que el jugador llegue y no esté de paso, eso nos ayudará a tener una rentabilidad mucho mayor si los resultados son buenos, y también una maduración del vestuario. No quiero modificar la historia, quiero aprovecharme de ella. El futuro y parte del éxito del Espanyol está en que cada vez seamos mejores en la academia”, aseguró.

"Con Wu Lei empezamos a ser un poquito más grandes"

Pero no todo es cantera. Así explicaba el proceso del fichaje de Wu Lei en el pasado mercado de invierno: “Hemos tomado una decisión muy importante para el club. Nuestro dueño me comentaba la idea de un jugador chino. Le planteamos que si traíamos a alguien debía ser el mejor, no podíamos fallar. Nos preguntó a quién traeríamos. Le dijimos que Wu Lei. A día de hoy, estamos muy contentos porque hemos conseguido que el club empiece a modificarse y a ser un poquito más grande”, sentenció.

Y no son fichajes, pero lo serán cuando se recuperen de sus respectivas lesiones de cruzado, David López y Pablo Piatti, de quienes el director de fútbol profesional del Espanyol comentó: “Cuando planificamos, forman parte de nuestra plantilla. No lo vemos como dos fichas menos porque no estarán en septiembre, sino con naturalidad. Es cierto que son dos jugadores importantes, si conseguimos pasar a la fase de grupos, y junto a lo que hagamos en este mercado, ellos nos aumentarán el nivel”.

Creación de identidad y vestuario

Rufete repasó al inicio de su charla su carrera deportiva, en las manos de entrenadores como Johan Cruyff a Mauricio Pochettino pasando por Ernesto Valverde o Héctor Cúper. “Personas que me han hecho ser como soy hoy, y pensar como pienso hoy”.

En su explicación del modelo perico, hizo mucho hincapié en “la creación de identidad”. También admitió ciertas estrecheces económicas en el Espanyol: “A veces por 300.000 euros no puedes firmar a un jugador”. Y confesó: “Lo más difícil para mí en el mundo del fútbol es el vestuario, es el éxito de lo que queremos construir como club. Ahí sucede todo. Todo el proceso culmina en la creación de un buen vestuario”.