NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

DEPORTIVO 2-CÓRDOBA 0

Pedro y Borja Valle meten al Deportivo en playoff

El Deportivo no falló en Riazor ante un digno Córdoba que se despide de Segunda. Borja Valle y Pedro, con un golazo, decidieron. Acaba sexto y se las verá con el Málaga.

Actualizado a

El Deportivo, después de un año muy duro, estará en la promoción de ascenso. Los coruñeses, tras el tropiezo de la pasada semana del Cádiz, dependían de sí mismos y respondieron en un Riazor entregado. Esta vez no hicieron falta errores ajenos, que los hubo, porque los de Martí fueron superiores a un Córdoba que compitió con profesionalidad olvidándose de que era su último partido en Segunda. Fue casi un acoso constante en el que Borja Valle y Pedro Sánchez pusieron los goles para certificar su clasificación para un playoff que hace quince días se veía muy lejos. Ahí les espera el Málaga de un viejo conocido: Víctor Sánchez del Amo. Pero eso ya será otra batalla. 

El partido comenzó a jugarse antes de su inicio con un recibimiento de la afición al equipo de esos que sirven para recordar lo que hay en juego. Y esa energía la trasladó el Depor al campo, acosando a un Córdoba agazapado, pero que a los siete minutos avisó a Dani Giménez que lo iba a buscar cada vez que pudiese. La primera nítida la tuvo un inspirado Pedro, pero Carlos Abad respondió con reflejos. Luego Carlos, y luego un puñado de córners y faltas laterales, pero sin goles a la media hora recordando los problemas de puntería de los gallegos. Pasada esa frontera, comenzaron a jugar los nervios, las prisas, los espacios abiertos en ambos campos con un Córdoba más que digno. Y tuvo otro par Carlos, y otra más clara Borja Valle, pero el gol no llegaba. Y cuando la afición estaba a punto de tirarse de los pelos con la llegada del descanso, el berciano abrió el marcador a centro de Saúl. Tuvo que ser en el área pequeña y solo, eso sí. Justo, justísimo. Corto, cortísimo.

El segundo tiempo comenzó como acabó como el primero, con un Deportivo dominador en busca de la sentencia y eliminar fantasmas. Y sin que sirva de precedente, el fútbol fue justo con un jugador: Pedro Sánchez. Había sido el mejor en el primer tiempo y clavó un derechazo desde fuera del área a la escuadra para ponerle la guinda a su partido. Alivio a los 50 minutos y… aviso, porque dos después el combativo Piovaccari remató al larguero tras una gran pared. Pasado el susto, los coruñeses volvieron a dominar el partido, se permitieron alguna alegría con taconazos, ruletas y pases de tiralíneas. Después de tanto sufrimiento, tocaba disfrutar al fin. Al mismo tiempo, Martí comenzó a proteger sus piezas más delicadas (Fede Cartabia y Carlos) pensando ya en el nuevo reto que comenzará el miércoles ante el Málaga. Dos goles, puerta a cero, sexta plaza y… a soñar.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?