Competición
  • Tour Francia
  • Copa de África
Tour Francia
Pau - Pau
Corredor Tiempo
-- --
-- --
-- --
Copa de África

ALEMANIA 1 - CHINA 0

Gwinn da el triunfo a una gris Alemania en su debut ante China

La selección germana ganó con un solitario gol de la joven lateral ante una correosa China que pudo adelantarse en la primera parte.

Alemania no reservó a nadie contra China. Voss-Tecklenburg apostó por su once de gala para arrancar el Mundial con un buen resultado y, sobre todo, buenas sensaciones. Enfrente una China ordenada y trabajadora que buscaba el talento de Wang.

Las germanas salieron a dominar y tener el balón. Los primeros cinco minutos sólo tuvieron un dueño y pudo abrir el marcador con una gran jugada de Popp por banda que no remató Huth y otra buena ocasión de Dabritz, que mandó fuera su tiro por muy poco. China tenía claro qué hacer y lo llevó a cabo a la perfección. Juntas, ordenadas y sin dejar a las alemanas espacios, buscaban el error del rival para matar. Siempre al límite, las asiáticas tuvieron su primera gran oportunidad tras un robo en tres cuartos de Gu que abrió para Li dentro del área, pero su tiro lo taponó una zaguera cuando se cantaba el primer tanto.

Alemania no se inquietó, y Simon se encontró con el larguero en un peligroso centro chut. También pudo marcar Popp tras error de Peng y Huth en un tiro desde la frontal. Parecía que Alemania se acercaba al gol, pero se diluyó en los minutos finales de la primera parte. De hecho, China mereció adelantarse. Yang, delante de Schult, mandó el balón al palo y, en el rechace, Zhan remató de cabeza muy flojo. Las asiáticas sabían como incomodar a Alemania y Gu, tras error de Hendrich, no encontró portería en una muy buena posición.

Tras la reanudación, Voss-Tecklenburg metió a una centrocampista más para intentar sacar el balón con más sentido. La joven de 17 años Oberdorf salió al campo para cambiar el sistema a un 4-3-3. Alemania volvió a dominar, pero seguía sin saber como superar a la ordenada China. Peng tuvo que sacar un peligroso centro de Oberdorf, pero estaban incómodas y se les notaba. Sin embargo, China ya no encontraba esos espacios que le hacían peligrosa. Tanto insistir, las germanas encontraron su premio.

Tuvo que ser tras un córner que regalaron las asiáticas, el balón, rechazado, le cayó a Gwinn que, desde la frontal, mandó el balón al fondo de la red con un gran tiro. Ahora era China la que tenía que arriesgar, no le valía con defender bien y esperar. China se fue a por el partido, y tuvo alguna ocasión, aunque demostró que le falta aún pegada para poder competir con las grandes del Mundial.

Alemania pudo sentenciar por medio de Gwinn, pero el marcador no se movió más. Las germanas suman sus tres primeros puntos en un partido en el que no brillaron y China demostró ser una selección correosa y muy difícil de ganar.