Competición
  • Clasificación Eurocopa

Rodrigo va a ser selectivo

Se cuentan con los dedos de una mano, incluso menos, los clubes a los que Rodrigo le diría que sí. Y el Nápoles, que hoy es el que más amor le procesa, creo que no es uno de ellos. Rodrigo va a ser selectivo en cuanto a su futuro se refiere y lo será porque puede serlo -su rendimiento así se lo permite- y también porque en Mestalla es feliz. Aguantó a las duras y disfruta a las maduras. Rodrigo, además, va a ser padre en septiembre y ya dijo en Cope que su hija nacerá en Valencia. Ello no significa ni asegura que Rodrigo vaya a continuar, pero sí que si no le llega una oferta que le seduzca deportivamente, el internacional español seguirá cumpliendo con su contrato blanquinegro, porque Rodrigo por dinero no se moverá.

En el Valencia, por su parte, son conscientes que el nombre de Rodrigo está en el mercado, aunque a su vez los hay que tampoco descartan que llegados a septiembre el internacional siga en sus filas. Rodrigo es importante, importantísimo, en los planes futbolísticos de Marcelino y ello desde luego implica que no puede salir a cualquier precio. Rodrigo tiene un valor y el que lo quiera tiene que pagarlo. Pero a lo que tampoco tiene miedo este Valencia es a vender. Se entiende como parte del negocio y se confía en el trabajo de Pablo Longoria para encontrarle sustituto (o en plural) y en el de Marcelino para sacarle rendimiento al que le (o los) sustituya.