Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Bundesliga
Ligue 1
Niza Niza NIZ

-

PSG PSG PSG

-

Euroliga
Olympiacos OLY

-

Zenit San Petersburgo ZEN

-

REAL MADRID

Zidane insiste en fichar a Pogba y el club prefiere la vía Eriksen

La contratación del centrocampista parece que va para largo: Zidane tiene fijación con Pogba y elclub prefiere al medio danés Eriksen. Aún se discute...

El Real Madrid está centrando sus esfuerzos del verano en la contratación de Hazard. Antes llegarán Jovic y Mendy. El primero se hizo oficial este martes y el segundo lo hará en las próximas horas. La entidad blanca ha dejado para más tarde la contratación que debe ser más complicada, la del centrocampista. Lo será porque los dos nombres que hay sobre la mesa, los de Pogba y Eriksen, son futbolistas difíciles de sacar de sus clubes (no tanto el danés, que termina en 2020). Pero más allá de ese detalle, hay algo importante: el Madrid todavía no se ha decidido a por cuál de los dos ir. Pogba es de Zidane y Eriksen, la vía elegida por el Madrid.

En los despachos del Bernabéu se analizan a esta hora los pros y los contras de cada una de las dos operaciones. Por un lado, el club está en una especie de deuda moral con Zidane por aceptar el cargo cuando el Madrid ya no tenía opciones a ninguno de los tres principales títulos. Fue un desahogo para Florentino, que despejó así la posibilidad de que el ambiente se volviera en su contra cuando restaban once partidos de Liga. Por otro lado, el elegido por el Madrid para la medular es Eriksen, un jugador que puede llegar a un precio asequible (para el jugador que es) por su situación contractual. Tiene el Madrid muy buenos informes de su actitud como profesional y su compromiso, lo ve del mismo corte que Modric, y ya intentó ficharle el verano pasado.

Pero Zidane se está tomando lo de Pogba como una cuestión personal. Si Hazard es el galáctico de Florentino, el centrocampista de color es el hombre sobre el que el técnico francés quiere construir su nuevo proyecto. Encaja Pogba en su idea de un fútbol más ágil, sin tanta posesión en el centro del campo y con mucho físico. Quiere Zidane un juego rápido de posesiones cortas, un Madrid vertical que sea capaz de presionar arriba con contundencia. Y Pogba encaja en ese perfil de juego.

Zidane se ha involucrado, además, en su contratación. Ya ha hablado con Pogba y le ha convencido, pero ahora es el Madrid el que tiene que dar el paso y empezar a negociar abiertamente con el Manchester United. Para ello, tiene una moneda de cambio importante. Es Bale, con muy buen cartel en la Premier, que podría entrar en la operación para abaratarla. El United no hablaría de un traspaso por debajo de los 150 millones de euros (pagó 150 por él).

El precio de Pogba dobla con creces el de Eriksen, que podría salir del Tottenham por unos 70 millones de euros. El Madrid tiene que cuadrar cuentas, porque la nueva regla de la UEFA que cuida del Fair Play Financiero impide que un club gaste más de cien millones de euros más de lo que sumen sus ventas. Hazard costará en torno a 100 millones, Jovic 60, Mendy 50… Esos tres suman 210. Pagar 150 por Pogba dispararía los gastos… Y el Madrid se debate entre ese dilema: dar gusto a Zidane o ir a por Eriksen.