PLAYOFF ASCENSO A SEGUNDA

El Racing vuelve a Segunda cuatro años después

Los racinguistas regresan a la división de plata del fútbol español gracias al valor doble de los goles en campo contrario. Buñuel fue el autor del gol.

Jugadores del Racing celebran el ascenso conseguido en Son Malferit
Real Racing Club

Cuatro años después el Racing de Santander vuelve a Segunda división a costa de un Atlético Baleares al que el fútbol le niega el ascenso por tercera vez en los últimos años. Primero fue el Mirandés, después el Albacete y ahora un Racing de Santander que gracias a un gol de su lateral derecho Aitor Buñuel en el minuto 66 de partido devuelve a los cántabros al fútbol profesional.

El peso de la historia en el Racing ha podido con la ilusión baleárica después de que el 0-0 de la ida dejara la eliminatoria al 50%.

El primer revés blanquiazul se produjo al cuarto de hora con la lesión de Kike López seguido de un posible penalti sobre Canario no señalado.

La réplica racinguista llegó en el 32’ con un disparo lejano de Barral que provocó una gran parada de Klauss.

El 1-0 en el minuto 40 provocó la euforia de los locales al transformar el capitán Fullana un penalti cometido sobre Nuha.

Con la mínima ventaja local se llegó al descanso. La segunda mitad dictaría sentencia como así fue a los 66' cuando un disparo de Buñuel desde la frontal del área en segunda jugada tras un córner le dio al Racing el empate que conservó hasta el final logrando así el ansiado ascenso de un histórico y fundador de la Liga que acumulaba cuatro temporadas seguidas en Segunda B.

La última la tuvo Canario para el Baleares, pero su volea se fue a las nubes. Al Atlético Baleares le espera la repesca, dos eliminatorias que le conceden una nueva oportunidad aunque ahora el primer objetivo es recuperar el estado anímico y la ilusión.


Manix Mandiola

Tras caer ante el Racing en Son Malferit y perder la eliminatoria directa de campeones por el ascenso a Segunda división, al entrenador del Atlético Baleares, Manix Mandiola, le corresponde ahora levantar a sus jugadores, rotos anímicamente, para afrontar las dos eliminatorias de repesca que le concederán a los blanquiazules una segunda oportunidad.

Mandiola dijo sentirse "fastidiado" añadiendo que "el vestuario está peor porque se han partido la cara y no ha bastado". Según el técnico vasco "el partido ha sido trabado y de pocas ocasiones, con poquito hubiéramos podido subir, ellos con media ocasión y un golazo nos han dejado fuera y es una pena".

Sobre el gol del empate del equipo cántabro, obra de Buñuel, Mandiola afirma que "su tiro en el gol ha sido perfecto, al lateral de la red, y nada que decir".

El entrenador blanquiazul se ha referido a la repesca: "en la vida no siempre hay dos oportunidades, pero nos hemos ganado el derecho a tener otra oportunidad, tenemos que dar la vuelta a esto, el rival es el Racing y hay que darle mérito también".

Personalmente, Mandiola revela que "es la tercera vez que me dejan fuera con este resultado y en mi casa, debo ser un buen anfitrión". Finalmente lanzó un dardo hacia alguno de sus jugadores sin revelar nombres al asegurar que "ha habido poco acierto y jugadores que no han aparecido".

En la tarde del lunes, el Atlético Baleares conocerá quién será su próximo rival en la repesca.