Crearle competencia para Alba ya es una prioridad

El Barça mira al bético Junior Firpo aunque su precio es un obstáculo. El club ha pasado de mirar jugadores gratis o de segunda fila a un perfil más alto.

Crearle competencia para Alba ya es una prioridad
Soccrates Images Getty Images

Fichar a un jugador que sea competencia para Jordi Alba o, mejor, que le complemente para partidos europeos de entidad fuera de casa ha pasado a ser una prioridad para el Barça. La temporada de Alba, culminado con su renovación hasta 2024, ha sido sobresaliente. Ha dado 17 asistencias de gol, entre ellas la del 1-0 al Madrid el día de la manita en el Clásico o, últimamente, la del 1-0 al Liverpool en el Camp Nou en la ida de la semifinal de la Champions. Un puñal por la banda en ataque en los partidos de casa, Alba, sin embargo, empieza a sufrir en los partidos grandes lejos del Camp Nou. Su imagen superado en Anfield o en la final de Copa de Sevilla es la de un jugador con más problemas para sobrevivir físicamente. Tal vez el primer aviso de aquello estuvo en aquel 4-0 del PSG en la temporada 2016-17.

La secretaría técnica que maneja el triunvirato Pep Segura-Abidal-Ramon Planes ya tenía claro durante la temporada que debía reforzar esa posición después de la apuesta fallida por Miranda. En principio, parecía que el Barça miraría a laterales de segunda fila o que terminaban contrato (Filipe Luis, Alberto Moreno, Álex Moreno). Sin embargo, el curso de los acontecimientos ha cambiado el plan. E igual que hace un año ya miró a Ferland Mendy, que acabará en el Madrid según indican los últimos movimientos, ahora mira el bético Junior Firpo.

  • Centrocampista
  • República Dominicana

Sport publicó este sábado en portada el interés por el internacional Sub-21, jugador prometedor y de gran despliegue ofensivo aunque con algún problema de lesiones. A sus 22 años, el Barça se ha interesado por su situación y el Betis admite off the record el interés del Barça, aunque desliza que el jugador no saldrá por menos de 30 millones de euros y parece obvio que el Barça no llegará a esa cantidad.

Se avecina un verano largo en Can Barça. De momento, las prioridades se llaman Antoine Griezmann y Matthijs de Ligt. Todos los indicios apuntan al fichaje del francés por los 120 millones de euros que costará su cláusula el 1 de julio. El fichaje del central, que se iría también a unos 80 millones de euros, no parece fácil y está pendiente de la decisión del futbolista después de la Liga de Naciones que se disputa esta semana. Unido al fichaje de De Jong, el Barça podría gastar entre 280 y 300 millones de euros en tres fichajes por lo que, además de vender a muy buen precio, no podría hacer locuras en las otras incorporaciones que debe hacer: un lateral izquierda y tal vez un portero y otro delantero si sale Malcom.