CARTAGENA 2- CASTILLA 0

El Castilla se achicó ante el Cartagena y no ascenderá

Desperdició en 12 minutos el 3-1 que llevaba de la ida en Valdebebas. Elody y Cordero les avasallaron. A Raúl le tocará coger un filial por sexto año seguido en Segunda B.

0
El Castilla se achicó ante el Cartagena y no ascenderá
Pascu Mendez

De las fases de ascenso a Segunda y Segunda B se podrían filmar series en Netflix o producciones para las salas de cine. Hay de todo y basta con ver esta eliminatoria entre el Castilla y el Cartagena. De un 3-0 rápido en la ida para los blancos, a un gol en inferioridad del Cartagena aún en Valdebebas que dejó abierta la secuela del partido de vuelta, llegando a una remontada en sólo 12 minutos en el Cartagonova. Un guión salpicado de acción (27 faltas, ocho amarillas), algún spoiler (“El Castilla lo va a pasar mal aquí”, avisó Rubén Cruz), dramaturgia (cinco jugadores locales necesitaron asistencia médica en el tramo final) y giros de la trama. Como esa escena en el minuto 95 en la que el portero suplente local, Mario Fernández, invadió el campo para evitar un saque de banda castillista. Santos Pargaña, el árbitro, decidió mantener la cámara rodando y no lo expulsó. De no creer.

Son partidos que dibujan arrugas y pintan canas. El Castilla creció un par de años de golpe. Uno por cada palo que se llevó en sólo 12 minutos, los que necesitaron Elody y Cordero para remontar con menos esfuerzo del esperado. El Castilla se achicó más que lo achicaron, se dejó avasallar por las bandas y los toques en las espinilleras y dio sensación perpetua de eliminado. Ni se acercó a Joao Costa, el portero amigo de Casillas.

No será porque esta historia no estuviera basada en hechos reales. Hace tres años, muy cerca, ante el UCAM Murcia en La Condomina, el Castilla se disolvió igual. Aquella vez ni le salvaron Mariano y Mayoral, como ahora de poco le sirvieron Cristo y Dani Gómez: ni un disparo entre los tres palos en el Cartagonova.

Turno para Raúl...

El Cartagena de Vitolo y Moyita seguirá creyendo otra ronda más en subir a Segunda y queda la duda de si esta vez el Castilla sacará aprendizaje de una bofetada que le deja por sexto año seguido en Segunda B. Se acaba la pobre interinidad de Manolo Díaz tras la más pobre aún era Solari y el reto le cae a Raúl, con la L en la luna trasera. Pero si alguien puede ilusionar, es el siete...