GETAFE B 4 - LEALTAD 1

Tocó en Hugo Duro y el filial agranda la fiesta

Doblete y exhibición del canterano. Los pequeños azulones irán a La Cibelina esta tarde. Un gol de Miguel Ángel cerró una temporada perfecta.

Tocó en Hugo Duro y el filial agranda la fiesta
JAVIER GANDUL DIARIO AS

Tocó, tocó. Hugo Duro vivió su fiesta más merecida y sus dos goles fueron decisivos para que el filial del Getafe sea equipo de Segunda B. No fueron solo esos dos goles, fue la exhibición durante los noventa minutos de un futbolista de otro nivel para una fase de ascenso. Marcó dos, retorció a la defensa del Lealtad y en los últimos minutos las pidió todas para acabar. Fue manteado y se ha ganado el cariño de una afición que siempre defiende a los suyos, especialmente cuando les atacan.

Un gol de Miguel Ángel, otro que ha tenido la merecida suerte de debutar en Primera con Bordalás, cerró un año de ensueño para el filial y para un club. El Lealtad de Villaviciosa fue un dignísimo rival y su gente mostró una enorme deportividad.

Y queda la fiesta gorda. A las 20:00 los chicos del Geta irán a La Cibelina y seguro que encontrarán el cariño de su gente. Diego Montoya es su entrenador, Borja su cerebro, Miguel el jefe de la defensa, Miranda su loca estrella y Hugo Duro el niño-hombre que más ha contribuido y se ha ganado esa fiesta. Curiosa coincidencia que haya sido ante el equipo del pueblo de Marcelino. Tocó dos veces en Hugo Duro.