ALEMANIA

Prima récord en Alemania si conquista el Mundial femenino

Prima récord en Alemania si conquista el Mundial femenino

PHILIPP GUELLAND

EFE

Cada jugadora recibirá una prima fijada en los 75.000 euros, según anunció este viernes la Federación Alemana de Fútbol.

Si la selección alemana de fútbol femenino gana el título del inminente Mundial de Francia 2019, cada jugadora recibirá una prima fijada en los 75.000 euros, según anunció este viernes la Federación Alemana de Fútbol (DFB).

El importe es el más elevado hasta la fecha. Basado en el rendimiento, se establece que el triunfo en el Mundial será recompensado con 65.000 euros, más un bono de 10.000 euros por conseguir la clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

A modo de comparación, los jugadores de la selección masculina habrían recibido cada uno 350.000 euros por alzar el título en el Mundial de Rusia 2018, aunque al final quedaron apeados en la primera fase y sin premio alguno. La clasificación para cuartos de final les habría reportado precisamente 75.000 euros a cada uno.

Para asegurarse la participación en Tokyo 2020, el equipo de la entrenadora Martina Voss-Tecklenburg debe acabar entre los tres mejores conjuntos europeos en este Mundial, que se celebra del 7 de junio al 7 de julio. Para la fase inicial, Alemania está encuadrada en el grupo B junto con China, España y Sudáfrica.

Tras una reunión entre la capitana Alexandra Popp y la DFB, se acordaron las siguientes primas: por conquistar el segundo puesto, cada jugadora obtendría 40.000 euros; el tercer puesto supondría 30.000 euros; el cuarto lugar sería recompensado con 25.000, y llegar a los cuartos de final con 10.000 euros.

La compañía Adidas, proveedor y fabricante alemán de artículos deportivos, ya anunció el pasado marzo que pagaría a las mujeres los mismos premios que a los varones en caso de ganar el título en el Mundial de Francia 2019.

Desde el primer triunfo de 'Die Mannschaft' en el Mundial femenino del año 2003, las primas para las jugadoras fueron aumentando de forma significativa, aunque todavía no se aproximan a lo que reciben los hombres por lograr idéntico objetivo.