Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
LaLiga SmartBank
Copa Argentina
Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

Estudiantes Estudiantes EST

-

VALENCIA

El Valencia hará una oferta a la baja por Cheryshev

Cheryshev, en muletas, en las celebraciones.

GONZALEZ IRANZO

Alemany no hará efectiva la opción de compra de 7 millones pero Marcelino sí cuenta con el jugador. El Villarreal no quiere repescarle y además se quitaría una ficha elevada.

Denis Cheryshev debería regresar a la disciplina del Villarreal este mes de junio, siempre y cuando el Valencia no haga efectiva la opción de compra, de unos 7 millones más una cantidad en función de los objetivos cumplidos esta temporada, que cuenta para hacerse con los servicios del jugador de forma definitiva. Está claro que la intención del Marcelino es la de seguir contando con el extremo ruso. El técnico quiere que siga siendo uno de sus bandas izquierda.

Y el futbolista, que acaba en 2021, estaría encantado en seguir vistiendo la camiseta blanquinegra. Su grado de implicación es máxima. Prueba de ello es que, aún en muletas, estuvo concentrado con el resto de sus compañeros, en Jerez, los días previas a la Copa e incluso aguantó todas las celebraciones pese a tener todavía una movilidad reducida tras una grave lesión de rodilla.

A esto, se debe sumar que con la continuidad de Calleja en el equipo amarillo, la idea del Villarreal no pasaría por repescar al futbolista ruso. Y es que para el Villarreal no seria rentable un Cheryshev suplente o a disgusto en el club que además tiene una alta ficha. De esa necesidad de los castellonenses por solucionar el caso Cheryshev y hacerlo lo más rápido posible, nace la estrategia de los de Mestalla.

El jugador ya evidenció que Valencia era su mejor opción el verano pasado, cuando descartó otras propuestas y esperó hasta la recta final del mercado para recalar en el club ché y volver a estar a las órdenes de Marcelino. Algo que ha vuelto a reconocer hace poco, dejando claro otra vez que su primera opción es seguir en Mestalla.

Con todo ello, el Valencia sabe que el jugador y la necesidad amarilla de soltar lastre juegan a su favor, y por ello cuentan con la baza ganadora. El acuerdo del verano pasado para el traspaso definitivo del jugador, rondaría una cantidad entre los siete y los diez millones, dependiendo del concurso del mismo, y los objetivos de los valencianistas.

Pero esa cantidad no parece ser la que ofrecerá Mateu Alemany, que forzará una rebaja de la misma amparándose en el deseo del jugador, lo alto de su ficha y su situación actual (lesionado). No será fácil para el Villarreal dar salida a un jugador que tiene al Valencia como objetivo, que cuenta con una ficha alta y que ahora está lesionado.